¿De qué equipo es Dios?

septiembre 6, 2004
Esta es la pregunta que me hizo mi hijo de 6 años el otro día. Estaba en plena eferveccencia la Eurocopa y lógicamente en el fragor de los partidos se preguntó algo tan curioso. Yo le dije que Dios no podía ser de ningún equipo porque estaría mal y que optaba por ser de todos los equipos y no se inclinaba por ninguno. Podía haberle dicho que lo más probable es que Dios no exista y que por lo tanto no sea hincha de algún equipo, pero todavía es muy jovencito para contarle la realidad a pesar de que él la vea cada día en los telediarios.


¿De qué equipo es Dios?

septiembre 6, 2004
Esta es la pregunta que me hizo mi hijo de 6 años el otro día. Estaba en plena eferveccencia la Eurocopa y lógicamente en el fragor de los partidos se preguntó algo tan curioso. Yo le dije que Dios no podía ser de ningún equipo porque estaría mal y que optaba por ser de todos los equipos y no se inclinaba por ninguno. Podía haberle dicho que lo más probable es que Dios no exista y que por lo tanto no sea hincha de algún equipo, pero todavía es muy jovencito para contarle la realidad a pesar de que él la vea cada día en los telediarios.


¿De qué equipo es Dios?

septiembre 6, 2004
Esta es la pregunta que me hizo mi hijo de 6 años el otro día. Estaba en plena eferveccencia la Eurocopa y lógicamente en el fragor de los partidos se preguntó algo tan curioso. Yo le dije que Dios no podía ser de ningún equipo porque estaría mal y que optaba por ser de todos los equipos y no se inclinaba por ninguno. Podía haberle dicho que lo más probable es que Dios no exista y que por lo tanto no sea hincha de algún equipo, pero todavía es muy jovencito para contarle la realidad a pesar de que él la vea cada día en los telediarios.