Publicidad imaginativa

junio 30, 2005

Maravillas como éstas las puedes encontrar en el blog de Gary Cruce

Blogueando por ahí, recalé en Oink!, un blog sumamente imaginativo y lleno de sorpresas y encontré un enlace a Ad Blather, el blog de Gary Cruce que actualiza diariamente imágenes publicitarias llenas de imaginación. De eso trata la publicidad a fin de cuentas: hacernos creer que son indispensables productos que no necesitamos ni probablemente necesitaremos nunca.

Anuncios

Publicidad imaginativa

junio 30, 2005

Maravillas como éstas las puedes encontrar en el blog de Gary Cruce

Blogueando por ahí, recalé en Oink!, un blog sumamente imaginativo y lleno de sorpresas y encontré un enlace a Ad Blather, el blog de Gary Cruce que actualiza diariamente imágenes publicitarias llenas de imaginación. De eso trata la publicidad a fin de cuentas: hacernos creer que son indispensables productos que no necesitamos ni probablemente necesitaremos nunca.


Publicidad imaginativa

junio 30, 2005

Maravillas como éstas las puedes encontrar en el blog de Gary Cruce

Blogueando por ahí, recalé en Oink!, un blog sumamente imaginativo y lleno de sorpresas y encontré un enlace a Ad Blather, el blog de Gary Cruce que actualiza diariamente imágenes publicitarias llenas de imaginación. De eso trata la publicidad a fin de cuentas: hacernos creer que son indispensables productos que no necesitamos ni probablemente necesitaremos nunca.


El zappero prodigioso: La televisión canaria y la salud

junio 29, 2005

Dos ancianos duermen mientras la televisión vomita sus atrocidades. La saqué de Veer

Esta semana me he dado una vueltecita por los catódicos contenidos de la Tv canaria. La conclusión es que si quieren convertirse en un canal monotemático sobre culebrones deben contratar dos o tres más diariamente y si pretenden crear un canal generalista deben suprimir seis de los que actualmente nos ofrecen cada día.

Nada debe sorprendernos de la televisión canaria porque un canal que no iba a costarnos dinero a los canarios en esa novedosa fórmula de financiación ya nos ha costado hasta el momento algo así como 30 millones de euros. Nos vendieron la moto diciéndo que Canarias necesitaba una televisión para fomentar la cultura, las costumbres y nuestra idiosincrasia. Eso está bien, pero si observas su programación, el grueso son culebrones sudamericanos.

He buscado en un atlas por sudamérica que es de donde vienen tantos culebrones y no aparece Canarias por ningún lado, de modo que han equivocado la idiosincrasia que quieren transmitir. Los telefilmes americanos y los dibujos animados japoneses también habla muy bien de la canariedad que quieren transmitir con “la nuestra”.

No obstante hay algo que si veo bien en la televisión canaria: Constatada ya con creces la absoluta incompetencia de los mandamases del servicio canario de salud, observo que están utilizando el programa “De todo corazón” para realizar operaciones mediante donaciones de los telespectadores. Eso está muy bien porque varios niños han salvado su vida o su salud milagrosamente, gracias a que sus padres se encargaron de buscar humoristas y cantantes para organizar galas para recaudar fondos con el fin de operar a sus vástagos en la península o en el extranjero.

Al menos, con el programa De todo corazón y gracias a la generosidad de los espectadores algunos canarios pueden ser operados. En este programa, de todos modos, noto un ligero tono de sadismo porque, cuando aparece una persona que desea reencontrarse con un familiar que no ve o con el que no se habla desde hace 20 ó 30 años, lo tienen durante media hora hablando de los motivos y los entresijos de este distanciamiento misterioso y no le dicen desde el principio algo así como: Hay una herramienta inventada hace más de 100 años que se llama teléfono. Con ella marcas un número y puedes hablar con la persona que desees a distancia sin problemas.

Los pocos contenidos netamente canarios no están del todo mal. Se nota no obstante falta de medios y de ideas, pero teniendo en cuenta que deben pelearse en la programación con programas de otras cadenas de fuerte raigambre, constituye todo un éxito que puedan mantenerse. Otra de las opciones sería cerrarla, pero terminarían en la calle un buen número de personas y tampoco es la solución. El que la tenga, tiene la palabra.

El zappero prodigioso: La televisión canaria y la salud

junio 29, 2005

Dos ancianos duermen mientras la televisión vomita sus atrocidades. La saqué de Veer

Esta semana me he dado una vueltecita por los catódicos contenidos de la Tv canaria. La conclusión es que si quieren convertirse en un canal monotemático sobre culebrones deben contratar dos o tres más diariamente y si pretenden crear un canal generalista deben suprimir seis de los que actualmente nos ofrecen cada día.

Nada debe sorprendernos de la televisión canaria porque un canal que no iba a costarnos dinero a los canarios en esa novedosa fórmula de financiación ya nos ha costado hasta el momento algo así como 30 millones de euros. Nos vendieron la moto diciéndo que Canarias necesitaba una televisión para fomentar la cultura, las costumbres y nuestra idiosincrasia. Eso está bien, pero si observas su programación, el grueso son culebrones sudamericanos.

He buscado en un atlas por sudamérica que es de donde vienen tantos culebrones y no aparece Canarias por ningún lado, de modo que han equivocado la idiosincrasia que quieren transmitir. Los telefilmes americanos y los dibujos animados japoneses también habla muy bien de la canariedad que quieren transmitir con “la nuestra”.

No obstante hay algo que si veo bien en la televisión canaria: Constatada ya con creces la absoluta incompetencia de los mandamases del servicio canario de salud, observo que están utilizando el programa “De todo corazón” para realizar operaciones mediante donaciones de los telespectadores. Eso está muy bien porque varios niños han salvado su vida o su salud milagrosamente, gracias a que sus padres se encargaron de buscar humoristas y cantantes para organizar galas para recaudar fondos con el fin de operar a sus vástagos en la península o en el extranjero.

Al menos, con el programa De todo corazón y gracias a la generosidad de los espectadores algunos canarios pueden ser operados. En este programa, de todos modos, noto un ligero tono de sadismo porque, cuando aparece una persona que desea reencontrarse con un familiar que no ve o con el que no se habla desde hace 20 ó 30 años, lo tienen durante media hora hablando de los motivos y los entresijos de este distanciamiento misterioso y no le dicen desde el principio algo así como: Hay una herramienta inventada hace más de 100 años que se llama teléfono. Con ella marcas un número y puedes hablar con la persona que desees a distancia sin problemas.

Los pocos contenidos netamente canarios no están del todo mal. Se nota no obstante falta de medios y de ideas, pero teniendo en cuenta que deben pelearse en la programación con programas de otras cadenas de fuerte raigambre, constituye todo un éxito que puedan mantenerse. Otra de las opciones sería cerrarla, pero terminarían en la calle un buen número de personas y tampoco es la solución. El que la tenga, tiene la palabra.

El zappero prodigioso: La televisión canaria y la salud

junio 29, 2005

Dos ancianos duermen mientras la televisión vomita sus atrocidades. La saqué de Veer

Esta semana me he dado una vueltecita por los catódicos contenidos de la Tv canaria. La conclusión es que si quieren convertirse en un canal monotemático sobre culebrones deben contratar dos o tres más diariamente y si pretenden crear un canal generalista deben suprimir seis de los que actualmente nos ofrecen cada día.

Nada debe sorprendernos de la televisión canaria porque un canal que no iba a costarnos dinero a los canarios en esa novedosa fórmula de financiación ya nos ha costado hasta el momento algo así como 30 millones de euros. Nos vendieron la moto diciéndo que Canarias necesitaba una televisión para fomentar la cultura, las costumbres y nuestra idiosincrasia. Eso está bien, pero si observas su programación, el grueso son culebrones sudamericanos.

He buscado en un atlas por sudamérica que es de donde vienen tantos culebrones y no aparece Canarias por ningún lado, de modo que han equivocado la idiosincrasia que quieren transmitir. Los telefilmes americanos y los dibujos animados japoneses también habla muy bien de la canariedad que quieren transmitir con “la nuestra”.

No obstante hay algo que si veo bien en la televisión canaria: Constatada ya con creces la absoluta incompetencia de los mandamases del servicio canario de salud, observo que están utilizando el programa “De todo corazón” para realizar operaciones mediante donaciones de los telespectadores. Eso está muy bien porque varios niños han salvado su vida o su salud milagrosamente, gracias a que sus padres se encargaron de buscar humoristas y cantantes para organizar galas para recaudar fondos con el fin de operar a sus vástagos en la península o en el extranjero.

Al menos, con el programa De todo corazón y gracias a la generosidad de los espectadores algunos canarios pueden ser operados. En este programa, de todos modos, noto un ligero tono de sadismo porque, cuando aparece una persona que desea reencontrarse con un familiar que no ve o con el que no se habla desde hace 20 ó 30 años, lo tienen durante media hora hablando de los motivos y los entresijos de este distanciamiento misterioso y no le dicen desde el principio algo así como: Hay una herramienta inventada hace más de 100 años que se llama teléfono. Con ella marcas un número y puedes hablar con la persona que desees a distancia sin problemas.

Los pocos contenidos netamente canarios no están del todo mal. Se nota no obstante falta de medios y de ideas, pero teniendo en cuenta que deben pelearse en la programación con programas de otras cadenas de fuerte raigambre, constituye todo un éxito que puedan mantenerse. Otra de las opciones sería cerrarla, pero terminarían en la calle un buen número de personas y tampoco es la solución. El que la tenga, tiene la palabra.

El zappero prodigioso: La televisión canaria y la salud

junio 29, 2005

Dos ancianos duermen mientras la televisión vomita sus atrocidades. La saqué de Veer

Esta semana me he dado una vueltecita por los catódicos contenidos de la Tv canaria. La conclusión es que si quieren convertirse en un canal monotemático sobre culebrones deben contratar dos o tres más diariamente y si pretenden crear un canal generalista deben suprimir seis de los que actualmente nos ofrecen cada día.

Nada debe sorprendernos de la televisión canaria porque un canal que no iba a costarnos dinero a los canarios en esa novedosa fórmula de financiación ya nos ha costado hasta el momento algo así como 30 millones de euros. Nos vendieron la moto diciéndo que Canarias necesitaba una televisión para fomentar la cultura, las costumbres y nuestra idiosincrasia. Eso está bien, pero si observas su programación, el grueso son culebrones sudamericanos.

He buscado en un atlas por sudamérica que es de donde vienen tantos culebrones y no aparece Canarias por ningún lado, de modo que han equivocado la idiosincrasia que quieren transmitir. Los telefilmes americanos y los dibujos animados japoneses también habla muy bien de la canariedad que quieren transmitir con “la nuestra”.

No obstante hay algo que si veo bien en la televisión canaria: Constatada ya con creces la absoluta incompetencia de los mandamases del servicio canario de salud, observo que están utilizando el programa “De todo corazón” para realizar operaciones mediante donaciones de los telespectadores. Eso está muy bien porque varios niños han salvado su vida o su salud milagrosamente, gracias a que sus padres se encargaron de buscar humoristas y cantantes para organizar galas para recaudar fondos con el fin de operar a sus vástagos en la península o en el extranjero.

Al menos, con el programa De todo corazón y gracias a la generosidad de los espectadores algunos canarios pueden ser operados. En este programa, de todos modos, noto un ligero tono de sadismo porque, cuando aparece una persona que desea reencontrarse con un familiar que no ve o con el que no se habla desde hace 20 ó 30 años, lo tienen durante media hora hablando de los motivos y los entresijos de este distanciamiento misterioso y no le dicen desde el principio algo así como: Hay una herramienta inventada hace más de 100 años que se llama teléfono. Con ella marcas un número y puedes hablar con la persona que desees a distancia sin problemas.

Los pocos contenidos netamente canarios no están del todo mal. Se nota no obstante falta de medios y de ideas, pero teniendo en cuenta que deben pelearse en la programación con programas de otras cadenas de fuerte raigambre, constituye todo un éxito que puedan mantenerse. Otra de las opciones sería cerrarla, pero terminarían en la calle un buen número de personas y tampoco es la solución. El que la tenga, tiene la palabra.