División de opiniones

octubre 31, 2005
No me esperaba una división de opiniones tan marcada sobre el nacimiento de la hija del Principe de Asturias y heredero de la corona española, Felipe de Borbón. Si tienes tiempo, visita la página de mensajes sobre el nacimiento de Leonor de Borbón en El diario El Mundo. Hay de todo, pero básicamente están los que muestran su alegría y dan la enhorabuena correspondiente y los que están en contra de la corona, de la monaarquía y a favor de la república. No hay mucha diferencia, no creas. Pensaba que serían abrumadores los mensajes en favor de los borbones, pero, parece que no está todo tan claro. También puedes encontrar una serie de mensajes a favor de que Elena de Borbón sea la sucesora en detrimento de Felipe. Y los o las que están más preocupados del folklorismo del nombre o qué debe hacer Leonor cuando reine, si es que reina.

Visto lo visto, si ahora se convocara un referendum en España para decidir sobre la Monarquia, no estoy muy seguro si el resultado sería afirmativo.

Claro, que el grueso de marujas de este país no tiene acceso a Internet y no han podido entrar en el foro a opinar o tienen acceso y están de puente, y su opinión es fundamental en este asunto tan delicado, pero en cualquier caso el debate está servido.

Desde luego creo que no se puede pensar en un Estado moderno con el lastre de una institución anacrónica o con una constitución que dice no discriminar a nadie y lo primero que hace es discriminar por razón de nacimiento.

Yo esperaré a ver lo que dice la revista “El jueves”al respecto. Me gusta consultar la prensa seria para cuestiones tan trascendentales como ésta.

Como no tenemos todavía una foto de Leonor de Borbón, para ilustrar este comentario he puesto una corona.


División de opiniones

octubre 31, 2005
No me esperaba una división de opiniones tan marcada sobre el nacimiento de la hija del Principe de Asturias y heredero de la corona española, Felipe de Borbón. Si tienes tiempo, visita la página de mensajes sobre el nacimiento de Leonor de Borbón en El diario El Mundo. Hay de todo, pero básicamente están los que muestran su alegría y dan la enhorabuena correspondiente y los que están en contra de la corona, de la monaarquía y a favor de la república. No hay mucha diferencia, no creas. Pensaba que serían abrumadores los mensajes en favor de los borbones, pero, parece que no está todo tan claro. También puedes encontrar una serie de mensajes a favor de que Elena de Borbón sea la sucesora en detrimento de Felipe. Y los o las que están más preocupados del folklorismo del nombre o qué debe hacer Leonor cuando reine, si es que reina.

Visto lo visto, si ahora se convocara un referendum en España para decidir sobre la Monarquia, no estoy muy seguro si el resultado sería afirmativo.

Claro, que el grueso de marujas de este país no tiene acceso a Internet y no han podido entrar en el foro a opinar o tienen acceso y están de puente, y su opinión es fundamental en este asunto tan delicado, pero en cualquier caso el debate está servido.

Desde luego creo que no se puede pensar en un Estado moderno con el lastre de una institución anacrónica o con una constitución que dice no discriminar a nadie y lo primero que hace es discriminar por razón de nacimiento.

Yo esperaré a ver lo que dice la revista “El jueves”al respecto. Me gusta consultar la prensa seria para cuestiones tan trascendentales como ésta.

Como no tenemos todavía una foto de Leonor de Borbón, para ilustrar este comentario he puesto una corona.


División de opiniones

octubre 31, 2005
No me esperaba una división de opiniones tan marcada sobre el nacimiento de la hija del Principe de Asturias y heredero de la corona española, Felipe de Borbón. Si tienes tiempo, visita la página de mensajes sobre el nacimiento de Leonor de Borbón en El diario El Mundo. Hay de todo, pero básicamente están los que muestran su alegría y dan la enhorabuena correspondiente y los que están en contra de la corona, de la monaarquía y a favor de la república. No hay mucha diferencia, no creas. Pensaba que serían abrumadores los mensajes en favor de los borbones, pero, parece que no está todo tan claro. También puedes encontrar una serie de mensajes a favor de que Elena de Borbón sea la sucesora en detrimento de Felipe. Y los o las que están más preocupados del folklorismo del nombre o qué debe hacer Leonor cuando reine, si es que reina.
Visto lo visto, si ahora se convocara un referendum en España para decidir sobre la Monarquia, no estoy muy seguro si el resultado sería afirmativo.

Claro, que el grueso de marujas de este país no tiene acceso a Internet y no han podido entrar en el foro a opinar o tienen acceso y están de puente, y su opinión es fundamental en este asunto tan delicado, pero en cualquier caso el debate está servido.

Desde luego creo que no se puede pensar en un Estado moderno con el lastre de una institución anacrónica o con una constitución que dice no discriminar a nadie y lo primero que hace es discriminar por razón de nacimiento.

Yo esperaré a ver lo que dice la revista “El jueves”al respecto. Me gusta consultar la prensa seria para cuestiones tan trascendentales como ésta.

Como no tenemos todavía una foto de Leonor de Borbón, para ilustrar este comentario he puesto una corona.


La hora de los vomitólogos

octubre 31, 2005
Días como el de hoy son idóneos para irte fuera del país para evitar todas las noticias, comentarios y opiniones de expertos y expertas de medio pelo en debates sin sentido sobre la vida de una pareja que acaba de tener un hijo, hija en este caso.

Personalmente pienso que la monarquía es una institución arcaica y fuera de lugar en democracias modernas, pero ya que tenemos que arrastrar con ella, tampoco es para hacer una revolución para que una serie de parásitos dejen de vivir a nuestra costa. Ya viven tantos que a algunos más los podemos soportar sin mayores problemas.

Al margen de mi republicanismo, la familia real no me cae mal. Son gente sencilla, afables y dan la impresión de ser muy buena gente. El príncipe Felipe cada día me cae mejor. Cuando habla se nota que sabe lo que dice, que lo dice en serio y que no va por el mundo de fantasma.

Pero creo que la propia familia real debe abominar de toda esa legión de cretinos, vomitólogos y aduladores que le bailan el agua a los borbones y resultan excesivamente empalagosos. Supongo que radios y televisiones harán programas especiales para informar a los incultos de turno sobre temas que ni les van ni les vienen.

Ahora van a reformar la constitución, para que no haya discriminación en el momento de suceder al futuro rey, pero podrían cambiar unas cuantas cosas más para que se adapten a los tiempos y al extraño país en el que vivimos. Habría muchos ejemplos, pero no entraré en detalles.

Como no me voy a ir del país durante algunas semanas, intentaré sobrellevar esta epidemia de la mejor forma que pueda. Al margen de todo lo dicho, me alegro que todo haya salido bien y que la niña, Leonor de Borbón haya nacido sana y pueda prepararse concienzudamente para las árduas tareas que le aguardan: el esquí y la navegación.


La hora de los vomitólogos

octubre 31, 2005
Días como el de hoy son idóneos para irte fuera del país para evitar todas las noticias, comentarios y opiniones de expertos y expertas de medio pelo en debates sin sentido sobre la vida de una pareja que acaba de tener un hijo, hija en este caso.

Personalmente pienso que la monarquía es una institución arcaica y fuera de lugar en democracias modernas, pero ya que tenemos que arrastrar con ella, tampoco es para hacer una revolución para que una serie de parásitos dejen de vivir a nuestra costa. Ya viven tantos que a algunos más los podemos soportar sin mayores problemas.

Al margen de mi republicanismo, la familia real no me cae mal. Son gente sencilla, afables y dan la impresión de ser muy buena gente. El príncipe Felipe cada día me cae mejor. Cuando habla se nota que sabe lo que dice, que lo dice en serio y que no va por el mundo de fantasma.

Pero creo que la propia familia real debe abominar de toda esa legión de cretinos, vomitólogos y aduladores que le bailan el agua a los borbones y resultan excesivamente empalagosos. Supongo que radios y televisiones harán programas especiales para informar a los incultos de turno sobre temas que ni les van ni les vienen.

Ahora van a reformar la constitución, para que no haya discriminación en el momento de suceder al futuro rey, pero podrían cambiar unas cuantas cosas más para que se adapten a los tiempos y al extraño país en el que vivimos. Habría muchos ejemplos, pero no entraré en detalles.

Como no me voy a ir del país durante algunas semanas, intentaré sobrellevar esta epidemia de la mejor forma que pueda. Al margen de todo lo dicho, me alegro que todo haya salido bien y que la niña, Leonor de Borbón haya nacido sana y pueda prepararse concienzudamente para las árduas tareas que le aguardan: el esquí y la navegación.


La hora de los vomitólogos

octubre 31, 2005
Días como el de hoy son idóneos para irte fuera del país para evitar todas las noticias, comentarios y opiniones de expertos y expertas de medio pelo en debates sin sentido sobre la vida de una pareja que acaba de tener un hijo, hija en este caso.

Personalmente pienso que la monarquía es una institución arcaica y fuera de lugar en democracias modernas, pero ya que tenemos que arrastrar con ella, tampoco es para hacer una revolución para que una serie de parásitos dejen de vivir a nuestra costa. Ya viven tantos que a algunos más los podemos soportar sin mayores problemas.

Al margen de mi republicanismo, la familia real no me cae mal. Son gente sencilla, afables y dan la impresión de ser muy buena gente. El príncipe Felipe cada día me cae mejor. Cuando habla se nota que sabe lo que dice, que lo dice en serio y que no va por el mundo de fantasma.

Pero creo que la propia familia real debe abominar de toda esa legión de cretinos, vomitólogos y aduladores que le bailan el agua a los borbones y resultan excesivamente empalagosos. Supongo que radios y televisiones harán programas especiales para informar a los incultos de turno sobre temas que ni les van ni les vienen.

Ahora van a reformar la constitución, para que no haya discriminación en el momento de suceder al futuro rey, pero podrían cambiar unas cuantas cosas más para que se adapten a los tiempos y al extraño país en el que vivimos. Habría muchos ejemplos, pero no entraré en detalles.

Como no me voy a ir del país durante algunas semanas, intentaré sobrellevar esta epidemia de la mejor forma que pueda. Al margen de todo lo dicho, me alegro que todo haya salido bien y que la niña, Leonor de Borbón haya nacido sana y pueda prepararse concienzudamente para las árduas tareas que le aguardan: el esquí y la navegación.


2000

octubre 29, 2005
Esta semana hemos conocido un nuevo dato. Un nuevo número. Acostumbrados como estamos a la letanía de los números cada día, cada semana, cada mes o cada año, una cifra más no suele llamar mucho la atención.

A mi si. Son ya 2000 los soldados norteamericanos muertos en la guerra de Irak. 2000 familias destrozadas y miles de compatriotas que habrán perdido amigos, conocidos, colegas o compañeros. Siento mucho cada muerto en cualquier guerra porque no deja de ser la culminación de las locuras de genocidas, dementes y asesinos que meten a países en guerras siempre injustas con el único objetivo, en la mayoría de los casos, de vender un buen puñado de armas y de robarle a otros países sus riquezas naturales. El caso de la guerra de Irak es igual que otras guerras. Siempre lo mismo. Afortunadamente en USA hay una serie de personas que comprendieron y comprenden la locura de su presidente y se manifiestan sin cesar contra esta locura.

Muchos dirán que mueren unos cuantos millones de personas al año por hambre en el mundo y tienen razón. Otros me dirán que mueren diez o doce mil personas cada fin de semana en accidentes de tráfico y también tienen razón. Pero creo que deberíamos llegar a comprender que el objetivo es que no muera nadie por ninguna causa, sean soldados, niños, amas de casa, ancianos o señores adultos.

Lamento no poder hacer mucho más que escribir sobre esto, pero desde aqui mis condolencias a todos: soldados muertos en Irak, niños que mueren de hambre, víctimas inocentes en atentados o víctimas civiles en guerras en las que miserables sin escrúpulos se dedican a matar y robar sin límites.