Toda la verdad sobre el artículo 20 de la Constitución

diciembre 31, 2005
No imaginaba tras escribir el comentario sobre al libertad de expresión que iba a trascender tanto, pero fui citado en algunos blogs con audiencias importantes y pasó lo que pasó. Está bien. Ahora sé lo que es mantener un blog con un buen seguimiento de comentarios. 10 comentarios en uno de mis post me parece una cifra grandiosa. Y no cuento la masiva llegada de E-mails de todo tipo que he recibido. Sería otra historia.

Tras la experiencia, me ha llamado la atención el curioso hecho de que me ataquen sobre todo los defensores de la persona, Federico Jiménez Losantos, de la que defiendo su derecho a la libertad de expresión aunque no esté de acuerdo en absoluto con sus ideas.

El artículo 20 de nuestra Constitución dice exactamente esto:

Artículo 20
1. Se reconocen y protegen los derechos:
a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.
c) A la libertad de cátedra.
d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.
2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de
censura previa.
3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.
4. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.
5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

Creo que en estas líneas está suficientemente claro que hay mecanismos para defenderse suficientemente sin la necesidad de crear otro organismo regulador.

Con respecto a los contenidos del programa de Jiménez Losantos que me parecen una serie de monólogos de humor muy ingeniosos, llenos de una habilidosa ingeniería lingüistica, me llama la atención que haya personas a las que no les parezca bien que me tome a coña las cosas que dice y que me insten a escucharlo con seriedad. Algo que no puedo hacer porque recrea un país maniqueo con personajes muy muy buenos y personajes muy muy malos. Algo que no es la realidad que vivo día a día.

Visto lo visto y a tenor de lo que estamos presenciando creo que antes que la creación de organismos que velen por la libertad de expresión o de información, propondría que se creara un organismo que se encargara de reparar los aparatos de radio porque da la sensación que muchas personas tienen aparatos en los que sólo se puede sintonizar la COPE y no se pueden apagar nunca y otros en los que sólo se puede sintonizar la SER y tampoco tienen el ON/OFF, típico.

Este organismo se encargaría, entre otras cosas de recibir los aparatos con una sóla frecuencia y, hacer las reparaciones oportunas o entregarlos directamente. A los que les gusta la SER y tienen las radios con la única frecuencia de la COPE, se les cambiarían por los que les gusta la COPE y tienen la única frecuencia de ls SER. Creo que sería una solución válida. En este organismo los psiquiatras tendrían un lugar destacado desde luego.

Hablando un poco más en serio, me parece funesto que se clasifique a las personas por lo que leen, ven o escuchan, cuando lo ideal sería que todos tuviéramos, no un punto de vista sobre cada noticia o hecho, sino un ramillete de puntos de vista para enriquecer la opinion.

La foto la encontré en Jimmy Org y el texto de la Constitución puedes verlo en cualquier ejemplar y el autor es el Pueblo Español a través de sus representantes políticos democráticamente elegidos en un Estado de Derecho.

Anuncios

Toda la verdad sobre el artículo 20 de la Constitución

diciembre 31, 2005
No imaginaba tras escribir el comentario sobre al libertad de expresión que iba a trascender tanto, pero fui citado en algunos blogs con audiencias importantes y pasó lo que pasó. Está bien. Ahora sé lo que es mantener un blog con un buen seguimiento de comentarios. 10 comentarios en uno de mis post me parece una cifra grandiosa. Y no cuento la masiva llegada de E-mails de todo tipo que he recibido. Sería otra historia.

Tras la experiencia, me ha llamado la atención el curioso hecho de que me ataquen sobre todo los defensores de la persona, Federico Jiménez Losantos, de la que defiendo su derecho a la libertad de expresión aunque no esté de acuerdo en absoluto con sus ideas.

El artículo 20 de nuestra Constitución dice exactamente esto:

Artículo 20
1. Se reconocen y protegen los derechos:
a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.
c) A la libertad de cátedra.
d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.
2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de
censura previa.
3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.
4. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.
5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

Creo que en estas líneas está suficientemente claro que hay mecanismos para defenderse suficientemente sin la necesidad de crear otro organismo regulador.

Con respecto a los contenidos del programa de Jiménez Losantos que me parecen una serie de monólogos de humor muy ingeniosos, llenos de una habilidosa ingeniería lingüistica, me llama la atención que haya personas a las que no les parezca bien que me tome a coña las cosas que dice y que me insten a escucharlo con seriedad. Algo que no puedo hacer porque recrea un país maniqueo con personajes muy muy buenos y personajes muy muy malos. Algo que no es la realidad que vivo día a día.

Visto lo visto y a tenor de lo que estamos presenciando creo que antes que la creación de organismos que velen por la libertad de expresión o de información, propondría que se creara un organismo que se encargara de reparar los aparatos de radio porque da la sensación que muchas personas tienen aparatos en los que sólo se puede sintonizar la COPE y no se pueden apagar nunca y otros en los que sólo se puede sintonizar la SER y tampoco tienen el ON/OFF, típico.

Este organismo se encargaría, entre otras cosas de recibir los aparatos con una sóla frecuencia y, hacer las reparaciones oportunas o entregarlos directamente. A los que les gusta la SER y tienen las radios con la única frecuencia de la COPE, se les cambiarían por los que les gusta la COPE y tienen la única frecuencia de ls SER. Creo que sería una solución válida. En este organismo los psiquiatras tendrían un lugar destacado desde luego.

Hablando un poco más en serio, me parece funesto que se clasifique a las personas por lo que leen, ven o escuchan, cuando lo ideal sería que todos tuviéramos, no un punto de vista sobre cada noticia o hecho, sino un ramillete de puntos de vista para enriquecer la opinion.

La foto la encontré en Jimmy Org y el texto de la Constitución puedes verlo en cualquier ejemplar y el autor es el Pueblo Español a través de sus representantes políticos democráticamente elegidos en un Estado de Derecho.


Toda la verdad sobre el artículo 20 de la Constitución

diciembre 31, 2005
No imaginaba tras escribir el comentario sobre al libertad de expresión que iba a trascender tanto, pero fui citado en algunos blogs con audiencias importantes y pasó lo que pasó. Está bien. Ahora sé lo que es mantener un blog con un buen seguimiento de comentarios. 10 comentarios en uno de mis post me parece una cifra grandiosa. Y no cuento la masiva llegada de E-mails de todo tipo que he recibido. Sería otra historia.

Tras la experiencia, me ha llamado la atención el curioso hecho de que me ataquen sobre todo los defensores de la persona, Federico Jiménez Losantos, de la que defiendo su derecho a la libertad de expresión aunque no esté de acuerdo en absoluto con sus ideas.

El artículo 20 de nuestra Constitución dice exactamente esto:

Artículo 20
1. Se reconocen y protegen los derechos:
a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.
c) A la libertad de cátedra.
d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.
2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de
censura previa.
3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.
4. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.
5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

Creo que en estas líneas está suficientemente claro que hay mecanismos para defenderse suficientemente sin la necesidad de crear otro organismo regulador.

Con respecto a los contenidos del programa de Jiménez Losantos que me parecen una serie de monólogos de humor muy ingeniosos, llenos de una habilidosa ingeniería lingüistica, me llama la atención que haya personas a las que no les parezca bien que me tome a coña las cosas que dice y que me insten a escucharlo con seriedad. Algo que no puedo hacer porque recrea un país maniqueo con personajes muy muy buenos y personajes muy muy malos. Algo que no es la realidad que vivo día a día.

Visto lo visto y a tenor de lo que estamos presenciando creo que antes que la creación de organismos que velen por la libertad de expresión o de información, propondría que se creara un organismo que se encargara de reparar los aparatos de radio porque da la sensación que muchas personas tienen aparatos en los que sólo se puede sintonizar la COPE y no se pueden apagar nunca y otros en los que sólo se puede sintonizar la SER y tampoco tienen el ON/OFF, típico.

Este organismo se encargaría, entre otras cosas de recibir los aparatos con una sóla frecuencia y, hacer las reparaciones oportunas o entregarlos directamente. A los que les gusta la SER y tienen las radios con la única frecuencia de la COPE, se les cambiarían por los que les gusta la COPE y tienen la única frecuencia de ls SER. Creo que sería una solución válida. En este organismo los psiquiatras tendrían un lugar destacado desde luego.

Hablando un poco más en serio, me parece funesto que se clasifique a las personas por lo que leen, ven o escuchan, cuando lo ideal sería que todos tuviéramos, no un punto de vista sobre cada noticia o hecho, sino un ramillete de puntos de vista para enriquecer la opinion.

La foto la encontré en Jimmy Org y el texto de la Constitución puedes verlo en cualquier ejemplar y el autor es el Pueblo Español a través de sus representantes políticos democráticamente elegidos en un Estado de Derecho.


La libertad de expresión en España en peligro

diciembre 29, 2005
Estos días estamos leyendo, viendo y escuchando un buen número de noticias relacionadas con la creación de organismos o entes en España para la regulación de la libertad de expresión. Ayer concretamente estuve hablando más de 3 horas con una colega periodista sobre el tema y sigo pensando lo mismo. Si a la libertad absoluta de expresión y aquel que considere lesionados sus derechos como persona, organismo, empresa, etc que se dirija a los tribunales de justicia a denunciar los hechos.
Todo parte de la existencia de Federico Jiménez Losantos y su programa matutino. Unos apuestan por cerrar la emisora, impedirle seguir con su programa y condenarlo al ostracismo y otros pensamos que en un Estado de Derechos todos somos libres de escuchar, opinar y manifestar libremente nuestras ideas y opiniones, según garantiza nuestra Constitución en su artículo 20, según creo.

La creación de estos organismos como el CAC no hace sino crear una censura previa en los medios para adecuar los contenidos a lo políticamente correcto con el objeto de evitar sanciones de estas nuevas inquisiciones periodísticas. Parece ser que el caso de Cataluña se va a extender a toda España. Algo inaudito en una democracia consolidada. ¿Me van a decir cómo tengo que opinar, sobre quién y de qué forma? ¿Van a decirme los hechos que son noticia y los que no lo son?

Lo he repetido cientos de veces, pero voy a subrayarlo una vez más. A mi Jiménez Losantos me gusta mucho. Lo considero uno de los mejores humoristas de este país. Escucho su informativo como un programa de humor y no paro de reirme por las mañanas cuando arenga a sus adeptos con teorías surrealistas, kafkianas y grotescas. Yo hago una diferenciación clara de cómo dice las cosas y qué dice. No comparto en absoluto sus ideas, pero me gusta escucharlo porque me divierte. Algunos dicen que es un peligro porque hay gente que sigue y cree al pie de la letra lo que dice. Allá ellos.

Bien es cierto que, en ocasiones, resulta algo reiterativo con sus teorías conspiratorias churriguerescas, pero con dejar de escucharlo unos días está solucionado. Ya escribí aquí algo sobre él hace tiempo, pero me llamó la atención que tiene hasta un wiki en donde puedes seguir todos los apelativos que dice y saber a quien o quienes van dirigidos.

Como hay libertad de expresión por el momento. Se puede escuchar o no escuchar. Si te gusta, lo escuchas y si no te gusta no lo escuches. Es así de sencillo. No hay más. Si no te gusta el pescado puedes comer carne. Nadie te lo impide. Lo que es una estupidez es que no te guste el pescado, tengas carne y comas pescado.

Como periodista siento algo de intranquilidad sobre las nuevas inquisiciones periodísticas que quieren montar, pero también espero que la sensatez y la cordura se asienten en algunos cerebros y no se lleven a cabo semejantes bombas para la democracia.

La imagen la encontré en Periodismo Global


La libertad de expresión en España en peligro

diciembre 29, 2005
Estos días estamos leyendo, viendo y escuchando un buen número de noticias relacionadas con la creación de organismos o entes en España para la regulación de la libertad de expresión. Ayer concretamente estuve hablando más de 3 horas con una colega periodista sobre el tema y sigo pensando lo mismo. Si a la libertad absoluta de expresión y aquel que considere lesionados sus derechos como persona, organismo, empresa, etc que se dirija a los tribunales de justicia a denunciar los hechos.
Todo parte de la existencia de Federico Jiménez Losantos y su programa matutino. Unos apuestan por cerrar la emisora, impedirle seguir con su programa y condenarlo al ostracismo y otros pensamos que en un Estado de Derechos todos somos libres de escuchar, opinar y manifestar libremente nuestras ideas y opiniones, según garantiza nuestra Constitución en su artículo 20, según creo.

La creación de estos organismos como el CAC no hace sino crear una censura previa en los medios para adecuar los contenidos a lo políticamente correcto con el objeto de evitar sanciones de estas nuevas inquisiciones periodísticas. Parece ser que el caso de Cataluña se va a extender a toda España. Algo inaudito en una democracia consolidada. ¿Me van a decir cómo tengo que opinar, sobre quién y de qué forma? ¿Van a decirme los hechos que son noticia y los que no lo son?

Lo he repetido cientos de veces, pero voy a subrayarlo una vez más. A mi Jiménez Losantos me gusta mucho. Lo considero uno de los mejores humoristas de este país. Escucho su informativo como un programa de humor y no paro de reirme por las mañanas cuando arenga a sus adeptos con teorías surrealistas, kafkianas y grotescas. Yo hago una diferenciación clara de cómo dice las cosas y qué dice. No comparto en absoluto sus ideas, pero me gusta escucharlo porque me divierte. Algunos dicen que es un peligro porque hay gente que sigue y cree al pie de la letra lo que dice. Allá ellos.

Bien es cierto que, en ocasiones, resulta algo reiterativo con sus teorías conspiratorias churriguerescas, pero con dejar de escucharlo unos días está solucionado. Ya escribí aquí algo sobre él hace tiempo, pero me llamó la atención que tiene hasta un wiki en donde puedes seguir todos los apelativos que dice y saber a quien o quienes van dirigidos.

Como hay libertad de expresión por el momento. Se puede escuchar o no escuchar. Si te gusta, lo escuchas y si no te gusta no lo escuches. Es así de sencillo. No hay más. Si no te gusta el pescado puedes comer carne. Nadie te lo impide. Lo que es una estupidez es que no te guste el pescado, tengas carne y comas pescado.

Como periodista siento algo de intranquilidad sobre las nuevas inquisiciones periodísticas que quieren montar, pero también espero que la sensatez y la cordura se asienten en algunos cerebros y no se lleven a cabo semejantes bombas para la democracia.

La imagen la encontré en Periodismo Global


La libertad de expresión en España en peligro

diciembre 29, 2005
Estos días estamos leyendo, viendo y escuchando un buen número de noticias relacionadas con la creación de organismos o entes en España para la regulación de la libertad de expresión. Ayer concretamente estuve hablando más de 3 horas con una colega periodista sobre el tema y sigo pensando lo mismo. Si a la libertad absoluta de expresión y aquel que considere lesionados sus derechos como persona, organismo, empresa, etc que se dirija a los tribunales de justicia a denunciar los hechos.
Todo parte de la existencia de Federico Jiménez Losantos y su programa matutino. Unos apuestan por cerrar la emisora, impedirle seguir con su programa y condenarlo al ostracismo y otros pensamos que en un Estado de Derechos todos somos libres de escuchar, opinar y manifestar libremente nuestras ideas y opiniones, según garantiza nuestra Constitución en su artículo 20, según creo.

La creación de estos organismos como el CAC no hace sino crear una censura previa en los medios para adecuar los contenidos a lo políticamente correcto con el objeto de evitar sanciones de estas nuevas inquisiciones periodísticas. Parece ser que el caso de Cataluña se va a extender a toda España. Algo inaudito en una democracia consolidada. ¿Me van a decir cómo tengo que opinar, sobre quién y de qué forma? ¿Van a decirme los hechos que son noticia y los que no lo son?

Lo he repetido cientos de veces, pero voy a subrayarlo una vez más. A mi Jiménez Losantos me gusta mucho. Lo considero uno de los mejores humoristas de este país. Escucho su informativo como un programa de humor y no paro de reirme por las mañanas cuando arenga a sus adeptos con teorías surrealistas, kafkianas y grotescas. Yo hago una diferenciación clara de cómo dice las cosas y qué dice. No comparto en absoluto sus ideas, pero me gusta escucharlo porque me divierte. Algunos dicen que es un peligro porque hay gente que sigue y cree al pie de la letra lo que dice. Allá ellos.

Bien es cierto que, en ocasiones, resulta algo reiterativo con sus teorías conspiratorias churriguerescas, pero con dejar de escucharlo unos días está solucionado. Ya escribí aquí algo sobre él hace tiempo, pero me llamó la atención que tiene hasta un wiki en donde puedes seguir todos los apelativos que dice y saber a quien o quienes van dirigidos.

Como hay libertad de expresión por el momento. Se puede escuchar o no escuchar. Si te gusta, lo escuchas y si no te gusta no lo escuches. Es así de sencillo. No hay más. Si no te gusta el pescado puedes comer carne. Nadie te lo impide. Lo que es una estupidez es que no te guste el pescado, tengas carne y comas pescado.

Como periodista siento algo de intranquilidad sobre las nuevas inquisiciones periodísticas que quieren montar, pero también espero que la sensatez y la cordura se asienten en algunos cerebros y no se lleven a cabo semejantes bombas para la democracia.

La imagen la encontré en Periodismo Global


Monty Python, el humor en estado puro

diciembre 29, 2005
Estos días he aprovechado y me he pegado un saludable atracón de Monty Python. Tengo sus películas que guardo como reliquias y la serie de televisión que emitieron en el Reino Unido titulada Flying Circus entre otras muchas cosas.
Siempre me he preguntado por qué ninguna cadena española ha emitido esta fantástica serie, pero la respuesta resulta obvia a tenor de lo que se ve continuamente en esa licuadora de cerebros en la que se ha convertido la televisión. Como Flying Circus destila humor inteligente, sano, ingenioso y no es chabacana ni escatológica ni vomitiva no tiene cabida en este país. Peor para ellos. Supongo que el nivel intelectual de los programadores tampoco dará mucho de sí, de modo que probablemente no entenderán el humor de Monty Piython.

Los conocí a principios de los años 80. La primera película que vi de ellos fue La vida de Bryan, una recreación en clave de humor de la vida de Jesucristo o de algo así como su alter ego, Bryan. Cada vez que vuelvo a verla encuentro gags escondidos o dobles sentidos que me vuelven a hacer reír. Una gozada para la mente. En esta pelúcula destaca la crítica feroz que hacen a la izquierda europea que por aquella época estaba más disgregada y dividida que nunca. Ellos pertenecían al Partido Comunista británico

Después ví El sentido de la vida, una serie de sketches encadenados sobre la estupidez de los seres humanos con un gag increible sobre la muerte al final de la película para quitarse el sombrero. Después llegaría el Santo Grial, que aquí se tradujo como Los caballeros de la Mesa Cuadrada, otra recreación histórica, en este caso de la historia de las Cruzadas y de todas las gilipolleces que se hicieron en busca del Grial. Posteriormente ví su primer largometraje que aquí titularon Se armó la gorda que es un compendio de lo que vendría después.

Pero, quizás me quedo con la serie Flying Circus que encierra en sus capítulos la esencia de Monty Python. Sería difícil quedarse con algún gag porque todos son magníficos, pero el diálogo entre el Papa y Miguel Angel sobre el cuadro La última Cena, es antológico. Hay una grabación en vídeo de una selección de sketches que rodaron en el Hollywood Bowl en California.

Supongo que en cualquier sistema P2P podrás acceder a todos sus vídeos. Te los recomiendo. Son grandiosos.

Desgraciadamente a finales de los años 80 el grupo se disgregó y ya no fueron los mismos. Tras la muerte de Graham Chapman en el 89, los dos directores Terry Jones y Terry Gilliam hicieron películas por separado y tanto John Cleese como Michael Palin siguieron su carrera como actores. Películas como Brasil o Erik el vikingo son una buena muestra de esta etapa o incluso Un pez llamado Wanda.

¿Dónde está el ingenio ahora mismo? ¿Por qué no se hace este tipo de humor ahora? ¿El público es más idiota y es necesario hacer humor para idiotas ahora?

Afortunadamente nos quedan sus grabaciones que, a pesar de tener 20 o incluso 30 años me siguen haciendo reír como el primer día. Son y seguirán siendo geniales.

Si eres idiota o estúpido, no busques los vídeos de Monty Python, podría ser contraproducente para tí, bájate directamente los de Bigote Arrocet.

Supongo que habrá miles de fotos en la red sobre ellos. La que ilustra este post la encontre en Yatv.com