Casquería emocional

agosto 22, 2008
En estos días de pena, de dolor y de estupefacción por lo sucedido en el accidente de Barajas tengo que decirte y asegurarte que no todos los periodistas somos así. Algunos no nos recreamos con el dolor ajeno ni hurgamos en la tragedia.

Sólo los carroñeros usan esas mezquinas prácticas para obtener algo de audiencia. Me gustaría que supieras diferenciar claramente a unos de otros para no meternos a todos en el mismo saco.

La realidad ha sido dantesca, no sólo por la magnitud de la tragedia sino también por el comportamiento vomitivo de los que se dicen periodistas. Como el juez prohibió expresamente publicar fotos y vídeos de la casquería del accidente, los miserables se centraron en la casquería emocional y enviaron a sus aves carroñeras a la caza de la imagen del dolor, de la desesperación de los pobres familiares a ver si conseguían su trofeo: lágrimas, desmayos, alaridos de dolor.

Ayer no vi nada en la televisión. Me negaba a seguir contemplando como unos desalmados sin sensibilidad, ni tacto, ni corazón, ni entrañas convierten una tragedia en un circo mediático.

Tal como dije en mi anterior artículo, no sé qué aporta, informativamente hablando, ver llorar o estremecerse de dolor a una persona que ha perdido a 1, 2, 3 ó 4 miembros de una misma familia.

Creo que estos son momentos tan sólo para dar todo el apoyo sin límites a cada uno de los familiares para intentar paliar en la medida de lo que se pueda su inmenso dolor, solidarizarse con todos ellos y mostrar un respeto inmenso por la situación extrema que están viviendo.

También es el momento de dejar trabajar tranquilamente a los expertos que son los encargados de averiguar lo que realmente ocurrió para evitar que sucedan hechos de este tipo en el futuro.

No creo que tampoco sea el momento de jugar a las hipótesis, las conjeturas, las elucubraciones sin tener ningún dato fiable. Como yo no soy experto en aviación civil, ni en ingeniería aeronáutica ni nada parecido, no sé lo que pasó y no me aventuro a especular con las causas. Hay expertos que ya se están encargando de ello.

He leído y escuchado estos días hasta la saciedad decir que el avión tenía una avería grave y que, sabiéndolo el piloto, se le obligó a volar. ¿Se han vuelto todos locos? ¿Ha bajado el coeficiente intelectual de los seres humanos tanto en los últimos tiempos que se puede llegar a pensar eso?

El piloto iba en ese avión y es el principal interesado en su propia vida y como responsable de todos los pasajeros, no me cabe en la cabeza nada de eso. La compañía tampoco creo que piense que es una buena publicidad lo ocurrido.

Creo que se trata de un accidente, cuyas causas se están investigando. Por ello hay que esperar a las conclusiones. Pero escuchar y leer toda la sarta de estupideces que sueltan gañanes sin saber nada, me saca de mis casillas. O también la insistencia de supuestos informadores que quieren que pilotos les expliquen qué sucedió con estupideces del tipo: ¿Podría haberse pinchado una rueda y por eso…bla, bla, bla?

Las televisiones se han cubierto una vez más de gloria. Antena 3, carroñera mayor del reino, incluso se han montado una promoción de sus informativos con imágenes del accidente. El resto de las cadenas miserables tampoco se han quedado atrás y la Televisión Canaria, sin verla ayer, ya me puedo imaginar lo que ofrecerían: basura, estiércol, morbo y chabacanería a granel.

Creo que deberían meditar sobre lo que están haciendo porque están perdiendo la poca credibilidad que les quedaba y salvo los típicos morbosos marujientos, el resto de la audiencia los tiene ya bastante calados.

La imagen la encontré en Las malas lenguas.


Casquería emocional

agosto 22, 2008
En estos días de pena, de dolor y de estupefacción por lo sucedido en el accidente de Barajas tengo que decirte y asegurarte que no todos los periodistas somos así. Algunos no nos recreamos con el dolor ajeno ni hurgamos en la tragedia.

Sólo los carroñeros usan esas mezquinas prácticas para obtener algo de audiencia. Me gustaría que supieras diferenciar claramente a unos de otros para no meternos a todos en el mismo saco.

La realidad ha sido dantesca, no sólo por la magnitud de la tragedia sino también por el comportamiento vomitivo de los que se dicen periodistas. Como el juez prohibió expresamente publicar fotos y vídeos de la casquería del accidente, los miserables se centraron en la casquería emocional y enviaron a sus aves carroñeras a la caza de la imagen del dolor, de la desesperación de los pobres familiares a ver si conseguían su trofeo: lágrimas, desmayos, alaridos de dolor.

Ayer no vi nada en la televisión. Me negaba a seguir contemplando como unos desalmados sin sensibilidad, ni tacto, ni corazón, ni entrañas convierten una tragedia en un circo mediático.

Tal como dije en mi anterior artículo, no sé qué aporta, informativamente hablando, ver llorar o estremecerse de dolor a una persona que ha perdido a 1, 2, 3 ó 4 miembros de una misma familia.

Creo que estos son momentos tan sólo para dar todo el apoyo sin límites a cada uno de los familiares para intentar paliar en la medida de lo que se pueda su inmenso dolor, solidarizarse con todos ellos y mostrar un respeto inmenso por la situación extrema que están viviendo.

También es el momento de dejar trabajar tranquilamente a los expertos que son los encargados de averiguar lo que realmente ocurrió para evitar que sucedan hechos de este tipo en el futuro.

No creo que tampoco sea el momento de jugar a las hipótesis, las conjeturas, las elucubraciones sin tener ningún dato fiable. Como yo no soy experto en aviación civil, ni en ingeniería aeronáutica ni nada parecido, no sé lo que pasó y no me aventuro a especular con las causas. Hay expertos que ya se están encargando de ello.

He leído y escuchado estos días hasta la saciedad decir que el avión tenía una avería grave y que, sabiéndolo el piloto, se le obligó a volar. ¿Se han vuelto todos locos? ¿Ha bajado el coeficiente intelectual de los seres humanos tanto en los últimos tiempos que se puede llegar a pensar eso?

El piloto iba en ese avión y es el principal interesado en su propia vida y como responsable de todos los pasajeros, no me cabe en la cabeza nada de eso. La compañía tampoco creo que piense que es una buena publicidad lo ocurrido.

Creo que se trata de un accidente, cuyas causas se están investigando. Por ello hay que esperar a las conclusiones. Pero escuchar y leer toda la sarta de estupideces que sueltan gañanes sin saber nada, me saca de mis casillas. O también la insistencia de supuestos informadores que quieren que pilotos les expliquen qué sucedió con estupideces del tipo: ¿Podría haberse pinchado una rueda y por eso…bla, bla, bla?

Las televisiones se han cubierto una vez más de gloria. Antena 3, carroñera mayor del reino, incluso se han montado una promoción de sus informativos con imágenes del accidente. El resto de las cadenas miserables tampoco se han quedado atrás y la Televisión Canaria, sin verla ayer, ya me puedo imaginar lo que ofrecerían: basura, estiércol, morbo y chabacanería a granel.

Creo que deberían meditar sobre lo que están haciendo porque están perdiendo la poca credibilidad que les quedaba y salvo los típicos morbosos marujientos, el resto de la audiencia los tiene ya bastante calados.

La imagen la encontré en Las malas lenguas.


La tragedia se ceba con Canarias desde Madrid

agosto 20, 2008
Como seguramente y desgraciadamente conocerás ya, un avión MD-82 de la compañía Spanair sufrió un accidente al despegar del aeropuerto de Madrid-Barajas. El destino del vuelo era el Aeropuerto de Gando en la isla de Gran Canaria, de donde son muchas de las víctimas o sus familiares.

No voy a entrar más en detalles porque en cualquiera de los enlaces podrás encontrar toda la información que quieras.

He esperado hasta ahora para escribir estas líneas por dos razones: por un lado he querido digerir bien todas las informaciones que me iban llegando por diferentes vías y también por la tristeza que me embargaba porque al vivir en las islas, es indispensable el uso del avión para desplazarme y ese mismo medio lo suelen usar mis familiares cuando vienen aquí.

Ante todo mi apoyo y mis condolencias a todas y cada una de las familias de las víctimas. En estos momentos compruebas la pequeña diferencia que existe entre la vida y la muerte y que el hecho de estar vivo ya te expone a dejar de existir.

Se trata de un accidente y estos hechos lamentables ocurren, pero nos sirven para meditar sobre la importancia de la vida.

Durante casi todo el día estuve siguiendo las informaciones en los medios digitales, televisiones y emisoras de radio.

En El Mundo fue donde comenzaron a aparecer los datos más preocupantes con cifras en torno a los 150 fallecidos. En Canarias 7 hicieron un buen trabajo y no se aventuraron con informaciones no contrastadas. Las diferentes actualizaciones estuvieron a muy buen nivel. El País, al margen de su primer error que mezclaba el despegue con un aterrizaje, bien. En su línea.

El último diario online que estaba consultando fue el británico The Times, en el que junto a El Mundo comenzaron a aparecer las cifras más dramáticas.

Los diarios amarillistas también hicieron honor a su trayectoria bazofiesca e intentaron captar lectores con titulares impactantes, pero poco fiables.

En cuanto a las radios, estuve siguiendo las emisiones de la SER que alternaba con las de la cadena COPE y creo que la radio ofrecía con diferencia la mejor información.

Y las teles basura, pues a lo suyo. Reclutaron a sus carroñeros especialistas y nos ofrecieron lo peor de lo peor.

CNN +, por el contrario hizo un seguimiento modélico. Fueron prudentes con las estimaciones, no entraron en el morbo y se comportaron como verdaderos profesionales.

La palma se la lleva el Servicio de Analfabetización del Gobierno de Canarias, que ofreció un espectáculo lamentable. Buscó a los familiares de las víctimas que se acercaban al Aeropuerto de Gran Canaria para hurgar en sus heridas y ofrecer la tristeza y el drama en directo para sus marujas más morbosas.

Señores redactores: ¿Aporta algún dato más el ver el dolor de una persona que ha perdido a sus familiares o no sabe qué ha ocurrido con ellos?

A principio de todo, enviaron un equipo al Aeropuerto de Los Rodeos en Tenerife. Si, si. Has leído correctamente. Y ahí tenían a un tío que informaba de lo que pasaba: nada.

La noticia estaba en Barajas, en Gran Canaria y como mucho en USA, en la sede de la empresa que fabricó el aparato. Quizás en Alemania o Gran Bretaña donde podría haber alguna víctima, pero nunca en Tenerife.

Si en otra ocasión les pilla un suceso similar al turno de redacción con evidente retraso mental, con salir a la calle y preguntarle a un niño de 8 años les dirá a donde deben mandar los equipos y así se ahorran un nuevo ridiculo.

¿Por qué no realizan test de inteligencia en la televisión canaria para ocupar sus plazas? ¿O quizás las realizan y contratan a los que no las superan?

La segunda parte fue un desfile de la carroña política bananera mientras intentaban conseguir algunos votos y las genuflexiones típicas a la mediocridad local. Bochornoso.

La imagen del avión siniestrado la encontré en Canarias Bruta, donde también hablan del suceso.

Actualización: Seguramente te preguntarás por qué no han salido imágenes escabrosas del accidente. Ha sido una medida que ha tomado un juez. Algo que, tal como está el panorama informativo y con la de carroñeros que pululan por los medios, me parece muy acertado.


La tragedia se ceba con Canarias desde Madrid

agosto 20, 2008
Como seguramente y desgraciadamente conocerás ya, un avión MD-82 de la compañía Spanair sufrió un accidente al despegar del aeropuerto de Madrid-Barajas. El destino del vuelo era el Aeropuerto de Gando en la isla de Gran Canaria, de donde son muchas de las víctimas o sus familiares.

No voy a entrar más en detalles porque en cualquiera de los enlaces podrás encontrar toda la información que quieras.

He esperado hasta ahora para escribir estas líneas por dos razones: por un lado he querido digerir bien todas las informaciones que me iban llegando por diferentes vías y también por la tristeza que me embargaba porque al vivir en las islas, es indispensable el uso del avión para desplazarme y ese mismo medio lo suelen usar mis familiares cuando vienen aquí.

Ante todo mi apoyo y mis condolencias a todas y cada una de las familias de las víctimas. En estos momentos compruebas la pequeña diferencia que existe entre la vida y la muerte y que el hecho de estar vivo ya te expone a dejar de existir.

Se trata de un accidente y estos hechos lamentables ocurren, pero nos sirven para meditar sobre la importancia de la vida.

Durante casi todo el día estuve siguiendo las informaciones en los medios digitales, televisiones y emisoras de radio.

En El Mundo fue donde comenzaron a aparecer los datos más preocupantes con cifras en torno a los 150 fallecidos. En Canarias 7 hicieron un buen trabajo y no se aventuraron con informaciones no contrastadas. Las diferentes actualizaciones estuvieron a muy buen nivel. El País, al margen de su primer error que mezclaba el despegue con un aterrizaje, bien. En su línea.

El último diario online que estaba consultando fue el británico The Times, en el que junto a El Mundo comenzaron a aparecer las cifras más dramáticas.

Los diarios amarillistas también hicieron honor a su trayectoria bazofiesca e intentaron captar lectores con titulares impactantes, pero poco fiables.

En cuanto a las radios, estuve siguiendo las emisiones de la SER que alternaba con las de la cadena COPE y creo que la radio ofrecía con diferencia la mejor información.

Y las teles basura, pues a lo suyo. Reclutaron a sus carroñeros especialistas y nos ofrecieron lo peor de lo peor.

CNN +, por el contrario hizo un seguimiento modélico. Fueron prudentes con las estimaciones, no entraron en el morbo y se comportaron como verdaderos profesionales.

La palma se la lleva el Servicio de Analfabetización del Gobierno de Canarias, que ofreció un espectáculo lamentable. Buscó a los familiares de las víctimas que se acercaban al Aeropuerto de Gran Canaria para hurgar en sus heridas y ofrecer la tristeza y el drama en directo para sus marujas más morbosas.

Señores redactores: ¿Aporta algún dato más el ver el dolor de una persona que ha perdido a sus familiares o no sabe qué ha ocurrido con ellos?

A principio de todo, enviaron un equipo al Aeropuerto de Los Rodeos en Tenerife. Si, si. Has leído correctamente. Y ahí tenían a un tío que informaba de lo que pasaba: nada.

La noticia estaba en Barajas, en Gran Canaria y como mucho en USA, en la sede de la empresa que fabricó el aparato. Quizás en Alemania o Gran Bretaña donde podría haber alguna víctima, pero nunca en Tenerife.

Si en otra ocasión les pilla un suceso similar al turno de redacción con evidente retraso mental, con salir a la calle y preguntarle a un niño de 8 años les dirá a donde deben mandar los equipos y así se ahorran un nuevo ridiculo.

¿Por qué no realizan test de inteligencia en la televisión canaria para ocupar sus plazas? ¿O quizás las realizan y contratan a los que no las superan?

La segunda parte fue un desfile de la carroña política bananera mientras intentaban conseguir algunos votos y las genuflexiones típicas a la mediocridad local. Bochornoso.

La imagen del avión siniestrado la encontré en Canarias Bruta, donde también hablan del suceso.

Actualización: Seguramente te preguntarás por qué no han salido imágenes escabrosas del accidente. Ha sido una medida que ha tomado un juez. Algo que, tal como está el panorama informativo y con la de carroñeros que pululan por los medios, me parece muy acertado.


Picaflores

agosto 18, 2008
Seguimos en Agosto y continúo de vacaciones blogueras, pero voy a hacer un pequeño alto para contarte unas cuantas cositas que estoy viviendo estos calurosos días veraniegos.

TVE en los Juegos Olímpicos ha creado un nuevo tipo de retransmisiones: Emisiones para picaflores.

Esta novedad consiste en ofrecerte todo y nada al mismo tiempo y emitir mal 28 deportes en lugar de emitir bien 5, por ejemplo. Y eso que tienen dedicados 3 canales para los JJ.OO.

Creo que TVE partía de una premisa errónea: pensar que todos los españoles tienen acceso a la TDT. Algo que dista mucho de la realidad y por ello había y hay mucha gente encabronada por no poder ver o ver mutiladas las retransmisiones por seguir la técnica picaflor.

Cuando me incorpore al blog plenamente ya te contaré lo que te puedes encontrar en la TDT ahora mismo.

Ejemplos hay muchos. Estás viendo un partido de tenis de Nadal, cortan sin decirte ni pío y te dan una repetición de una medalla de bronce que ha conseguido un español 5 horas antes, mientras te privan de ver cómo otro español sigue peleando por otra medalla, medalla que a la postre sería de oro.

Y eso que el tenis es un deporte que televisivamente hablando es idóneo para dar flashes y noticias en medio porque tienen un minuto de descanso cada dos juegos y si se aprovechan bien dan para mucho.

Por cierto, ya es oficialmente número 1 y como tal aparece en la lista oficial con 770 puntos de diferencia con Federer, un gran tenista, pero ahora número 2.

Como pretendes ver unas cosas y te meten otras sin avisar, al final terminas interesándote por deportes que ni se te pasaba por la cabeza ver. En mi caso he seguido el tenis, el basket y algo, muy poco del ciclismo. Pero como te cuentan cositas de otros deportes mientras te interrumpen el que estás viendo, te enteras de curiosidades como de la medalla de oro/plata que los españoles ganaron/perdieron en vela.

Como no dijeron nada más, tuve que buscarme la vida y descubrí que los daneses que estaban primeros, rompieron su mástil, pero no se amilanaron, se cogieron el barco de los croatas que ya estaban eliminados y terminaron esa prueba por lo que mantuvieron el liderato.

Algo que impiden las reglas, pero en estos JJ.OO. respetar las reglas era un deporte olímpico que no entraba.

Lejos de declararles la guerra a los daneses, creo que se conformarán con la medalla de plata y dejaran que la selección de fútbol les ajuste las cuentas el miércoles con quienes juegan un amistoso.

Me ha parecido penoso el afán de justificación de los comentaristas ante las derrotas de los españoles. Frases como “¡Qué pena!, ¡Mala Suerte!, etc estaban a la orden del día y me repateaba. No era una pena ni había mala suerte, colegas. Sólo que había equipos, tíos o tías superiores. Nada más.

La actuación de todos y cada uno de los deportistas ha sido y está siendo loable y me parece que estar en unos JJ.OO. ya es un gran triunfo, pero me parecía patético el hecho de justificar todas y cada una de las derrotas.

Si nos comparamos con países con una población similar a la nuestra y que se encuentran en nuestro espacio socioeconómico, creo que no somos ni tan superiores ni tan inferiores a ellos.

Estamos ahí y creo que no está nada mal. Otra cosa es comprar las motos que venden los bocazas para justificar la política deportiva mejorable que tenemos por estos lares.

En la imagen, una pareja de picaflores que encontré en Blogger.


Picaflores

agosto 18, 2008
Seguimos en Agosto y continúo de vacaciones blogueras, pero voy a hacer un pequeño alto para contarte unas cuantas cositas que estoy viviendo estos calurosos días veraniegos.

TVE en los Juegos Olímpicos ha creado un nuevo tipo de retransmisiones: Emisiones para picaflores.

Esta novedad consiste en ofrecerte todo y nada al mismo tiempo y emitir mal 28 deportes en lugar de emitir bien 5, por ejemplo. Y eso que tienen dedicados 3 canales para los JJ.OO.

Creo que TVE partía de una premisa errónea: pensar que todos los españoles tienen acceso a la TDT. Algo que dista mucho de la realidad y por ello había y hay mucha gente encabronada por no poder ver o ver mutiladas las retransmisiones por seguir la técnica picaflor.

Cuando me incorpore al blog plenamente ya te contaré lo que te puedes encontrar en la TDT ahora mismo.

Ejemplos hay muchos. Estás viendo un partido de tenis de Nadal, cortan sin decirte ni pío y te dan una repetición de una medalla de bronce que ha conseguido un español 5 horas antes, mientras te privan de ver cómo otro español sigue peleando por otra medalla, medalla que a la postre sería de oro.

Y eso que el tenis es un deporte que televisivamente hablando es idóneo para dar flashes y noticias en medio porque tienen un minuto de descanso cada dos juegos y si se aprovechan bien dan para mucho.

Por cierto, ya es oficialmente número 1 y como tal aparece en la lista oficial con 770 puntos de diferencia con Federer, un gran tenista, pero ahora número 2.

Como pretendes ver unas cosas y te meten otras sin avisar, al final terminas interesándote por deportes que ni se te pasaba por la cabeza ver. En mi caso he seguido el tenis, el basket y algo, muy poco del ciclismo. Pero como te cuentan cositas de otros deportes mientras te interrumpen el que estás viendo, te enteras de curiosidades como de la medalla de oro/plata que los españoles ganaron/perdieron en vela.

Como no dijeron nada más, tuve que buscarme la vida y descubrí que los daneses que estaban primeros, rompieron su mástil, pero no se amilanaron, se cogieron el barco de los croatas que ya estaban eliminados y terminaron esa prueba por lo que mantuvieron el liderato.

Algo que impiden las reglas, pero en estos JJ.OO. respetar las reglas era un deporte olímpico que no entraba.

Lejos de declararles la guerra a los daneses, creo que se conformarán con la medalla de plata y dejaran que la selección de fútbol les ajuste las cuentas el miércoles con quienes juegan un amistoso.

Me ha parecido penoso el afán de justificación de los comentaristas ante las derrotas de los españoles. Frases como “¡Qué pena!, ¡Mala Suerte!, etc estaban a la orden del día y me repateaba. No era una pena ni había mala suerte, colegas. Sólo que había equipos, tíos o tías superiores. Nada más.

La actuación de todos y cada uno de los deportistas ha sido y está siendo loable y me parece que estar en unos JJ.OO. ya es un gran triunfo, pero me parecía patético el hecho de justificar todas y cada una de las derrotas.

Si nos comparamos con países con una población similar a la nuestra y que se encuentran en nuestro espacio socioeconómico, creo que no somos ni tan superiores ni tan inferiores a ellos.

Estamos ahí y creo que no está nada mal. Otra cosa es comprar las motos que venden los bocazas para justificar la política deportiva mejorable que tenemos por estos lares.

En la imagen, una pareja de picaflores que encontré en Blogger.


La importancia de verificar las actualizaciones

agosto 16, 2008
Tal como te comenté no tenía intención de escribir mucho hasta Septiembre, pero he descubierto algo curioso y no me he resistido.

Ya sabes que se están celebrando los Juegos Olímpicos y que los diarios digitales están al quite para ser los primeros en publicar las nuevas medallas o los nuevos hitos del deporte español.

Esta mañana Joan Llaneras ganó la tercera medalla para España, segunda de oro y en el diario 20 minutos, segundos después apareció la noticia, pero ya la tenían editada a la espera de colocar el tipo de medalla que se llevaba y un descuido hizo que se colara la portada con el texto incompleto.

Le puede pasar a cualquiera por lo que no quiero cargar las tintas con el redactor de turno o el encargado de las actualizaciones, pero es recomendable siempre revisar lo que se actualiza.

Por cierto, los Juegos Olímpicos están generando muchas noticias, muchas curiosidades y aportando hechos sorprendentes en todos los aspectos. Si no, mira la estúpida polémica que se ha montado por un simple e inocente gesto de la selección española de baloncesto.

Como, lógicamente habrán corregido el error, te dejo la captura de pantalla. La encontré en 20 Minutos evidentemente.