La jueza Alaya pide la imputación para otros dos presuntos chorizos de la casta, los dos últimos presidentes de la Junta de Andalucía, Cháves y Griñán

Cuando algunos se sigan preguntando por qué la fama que tiene España fuera de nuestras fronteras se encuentra entre Luis Cándelas, Curro Jiménez y demás bandoleros famosos, no creo que se sienta muy sorprendido por la noticia de la petición que ha realizado la juez Alaya, que instruye el pavoroso caso de los ERES fraudulentos de Andalucía, para que sean imputados los dos últimos presidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán.
La PEPOE desde luego se está llevando unos botines considerables a través de la banda mafiosa que maneja la casta política española. Yo no hago distingos como hacen algunos sectarios a los que les parece de perlas que roben los suyos y se rasgan las vestiduras cuando pillan a los contrarios. Todos son iguales. La coalición formada por el PSOE, el PP, los nacionalistas y la integración últimamente de Izquierda Unida en la banda para apuntalar al cádaver socialista antes de que se pudra y defendiendo la corrupción como uno de ellos. 
De todos modos, desengáñate porque estamos en España y en este país los delincuentes y los corruptos que pertenecen a la casta están blindados por mucho delitos o crímenes que cometan. Los jueces honestos deben atravesar verdaderos campos minados hasta que en última instancia alguno de estos nauseabundos seres se siente en el banquillo: Tienen mayorías que impiden comisiones de investigación con las que se tapan unos a otros, existe la anacrónica y feudal figura del aforamiento mediente el que los delincuentes políticos pasan a ser juzgador por los mismos jueces que han nombrado con lo que todo se queda en nada casi siempre. Hay cientos de casos. Y si por último, la lucha de un juez honesto contra la corrupción y los ladrones son sentenciados y condenados pueden pedir el comodín del indulto que el ministro de Justicia de cada gobierno de turno firmará automáticamente. Hoy por ti, mañana por mí.
Ahora empieza el debate estúpido, estéril e infinitamente idiota para dilucidar en las redes y en los bares quienes son más ladrones si los unos o los otros. Es el juego que al quieren que juegue el populacho mientras ellos como casta sólida, potente, indivisible, cómplice y repugnante hace y deshace contra todos los ciudadanos.
Susana Díaz, la nueva presidenta de Andalucía que resulto elegida dedocráticamente tras la fuga de Griñán antes de que lo empuraran, dijo en su discurso de investidura que lucharía contra la corrupción. Eso lo dijo el mismo día que el partido de la corrupción y de los ERES con más de 100 imputados le daba con sus votos la Junta de Andalucía y teniendo como testigos a un buen número de delincuentes o presuntos de su partido que no detuvo en ese mismo momento para ratificarse en su afirmación.
Créeme que cuando lo dijo yo pensé que estaba de nuevo vacilándonos. De la casta ya podemos esperar de todo.
La imagen de los dos presuntos chorizos, Cháves y Griñán, cuya imputación ha sido solicitada por la jueza Alaya, la encontré en El Mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: