El vídeo porno de la concejal Olvido Hormigos minimiza el encuentro de Merkel con Rajoy

septiembre 7, 2012
Había enorme expectación por la visita de Angela Merkel a España, pero al final sólo vino a comerse una paella con Rajoy y poco más. Es curioso todo lo que se ha montado, las previsiones que sesudos analistas habían diseñado, el futuro que habían pronosticado todos los guruses de lo económico y resulta que vino y se marchó y todo ha quedado en agua de borrajas. 
Ni pedimos el rescate, ni nos invade Alemania, algo que sería de agradecer, ni nada de nada. Todo sigue exactamente igual: los que están jodidos, seguirán estándolo y los que viven a nuestra costa, seguirán mamando de las ubres de la cabaña de vacas famélicas en la que se ha convertido nuestro país, un régimen feudal modelo para esos países que aspiran a llegar al medievo cuanto antes.
Quizás Angela Merkel como se debió enterar que la noticia que estaba en el candelero era la aparición de un vídeo subidito de tono de una concejala sociata, tiró la toalla nada más llegar y decidió paladear la paella con la que le obsequió Rajoy y poco más.
Este país es como es y tampoco hay que hacerse muchas ilusiones. El hecho de que un privado de una mujer sea el tema más leído, visto y escuchado en los medios, dice mucho del tipo de especímenes que viven en el ecosistema español.

Lo sorprendente del caso es que la concejal se plantee dimitir por que le hayan sustraído el vídeo sin su consentimiento y lo hayan difundido. No dimitas, ni se te ocurra. Fíjate en toda la legión de delincuentes a los que se les pilla robando y ni se les ocurre pensar en dejar sus cargos. 

El régimen feudal que nos masacra debe estar sumamente contento porque les ha salido la semana redonda. El lunes surgió la tristeza de Cristiano Ronaldo y el miércoles el vídeo de Olvido Hormigos, dos temas con el suficiente interés para el rebaño como para no preocuparse de otras cosas.
La imagen de parte de la actuación ayer jueves de Merkel y Rajoy la encontré en Google.


Angela Merkel compra pimientos, col, aceitunas y vino blanco en un super cercano a su domicilio en Berlín

marzo 11, 2012
Tras la impactante exclusiva de el Mundo en la que nos enterábamos de que Antonio Tejero viaja en metro, llega otra información no menos impactante con la que nos enteramos de que la canciller alemana Angela Merkel compra pimientos en el supemercado.
En este caso la autoría no es de El Mundo, pertenece a una información el diario Bild, que también ofrece exclusivas de calado.
Lejos de parecernos una imagen sorprendente, según leo en el texto, los clientes del supermercado y los propios empleados ya están acostumbrados a verla comprar en el local que está junto a su casa, por lo que tampoco es que les haya llamado excesivamente la atención. Da la impresión que Angela Merkel es una señora bastante normal y que al margen de sus tareas políticas y de gobierno, lleva una vida como cualquiera de nosotros.
No obstante echo de menos en la noticia la labor de investigación que no nos permite conocer qué hizo la canciller alemana con unos pimientos, una col, aceitunas y vino blanco. ¿Se trataba de ingredientes para elaborar algún plato determinado o simplemente se hizo con esos productos porque se le habían terminado en su despensa? Con toda seguridad Europa seguirá estando en vilo ante tamaña incógnita.

Hablando en serio, creo que dedicarle espacio a este tipo de hechos normales y corrientes, suena a coña. Realmente da la impresión que muchas de las publicaciones autodenominadas serias quieren competir con las publicaciones que se toman las noticias en clave de humor.

A ver quién es el primero que destapa la exclusiva de que Rajoy entra en una zapatería y se compra unos mocasines :-))

La impresionante imagen del momento en el que Angela Merkel paga en la caja del supermercado, la encontré en El Mundo.