Megaupload, Camps, justicia y otras cositas de actualidad

enero 26, 2012
Hago tiempo para el partidazo de tenis que enfrenta por enésima vez a Nadal y Federer y antes de que me echen del blog por inactividad voy a comentar unos cuantos asuntos sin guión predefinido sobre algunos temas de actualidad.
Los downloaders congénitos empiezan a buscar alternativas al cierre de Megaupload y ya existen en la Red varias opciones para poder hacerse con series, películas, juegos y programas sin pasar por caja. Creo que lo que estaba ocurriendo rayaba la orgía y el cachondeo, pero también es verdad que el FBI ha entrado como elefante en cacharrería y ha pisoteado los derechos de muchos usuarios de la página que se limitaban a compartir sus ficheros personales.
Si pretenden ponerle puertas al campo en Internet, mejor que se vayan olvidando porque es una tarea inabarcable y cada vez que cierran un acceso, nacen 10 más.
La industria debería aprovechar su posición en el mercado y establecer precios lógicos, asequibles para todos y que no escandalicen a nadie. Creo que no es tan difícil adaptarse a un mercado que ha cambiado diametralmente en los últimos 50 años.
Ahora, si lo que pretenden es enmascarar una censura absoluta a todo el contenido con el argumento salvaguardar los derechos de auto, van por muy buen camino, aunque la guerra la tienen perdida de antemano y desconozco si se han dado cuenta ya o tienen que caerse el guindo todavía.
Camps ha sido absuelto y declarado no culpable de los delitos que se le imputaban. Tampoco es que me hay extrañado mucho. España y su justicia es una entelequia tal que pretender que funcione correctamente, justamente y como debería ser es soñar demasiado. Mientras no exista una ley electoral justa, decente y que garantice que cada voto valga lo mismo, no conseguiremos avanzar ni un ápice. La escrupulosa división de la justicia sería el segundo pilar que había que derribar y rehacer nuevamente. Que unos jueces nombrados por los políticos sean los encargados de juzgar a esos políticos, suena a chiste, pero en este país es lo normal y habitual. Aunque creo que todavía estamos muy lejos de la democraci real y efectiva, espero y deseo que algún día cambien las cosas y podamos soñar con un sistema político que no sea sólo un sistema feudal con ligeros aditamentos democráticos e instituciones de atrezzo.
En fin que no hay nada nuevo bajo el sol.
La imagen la encontré en Antidepresivo.
Anuncios