La Consejería de Sanidad vuelve a mostrar sus vergüenzas

noviembre 25, 2006

biberon niñoLos responsables de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias siguen en su línea de procurarle a la población de las islas el mayor número de sobresaltos posible y de hacerles la vida imposible a los verdaderos profesionales sanitarios que intentan hacer su trabajo lo mejor que pueden a pesar de los empeños de está pléyade de ineficaces, ineptos y torpes que pueblan los cargos del organismo que se encarga de la sanidad en Canarias.

La última la hemos conocido esta semana. Afortunadamente no ha sido nada grave y mucho mejor así a tenor de cómo lo han resuelto.

En resumen: Aparece un brote de salmonella kotbuss en una embotelladora de agua. Como en Gran Canaria el agua para el consumo es toda embotellada, merced a oscuros intereses que procuran que el agua corriente tenga un sabor nauseabundo que obligue a la población a consumir agua en botellas.

El agua embotellada en cuestión, fue usada para preparar biberones a bebes y éstos fueron padeciendo gastroenteritis al ritmo que la iban consumiendo. La Consejería hace unos meses comenzó a investigar y, según todos los indicios, dieron con el brote, pero ocultaron el hecho, supongo que para no alarmar a la población. Como resultado, las madres afectadas, desconocedoras del origen, siguieron suministrando a sus hijos el mismo agua, con lo que siguieron con los problemas.

Tal como han denunciado diversos medios, la población tuvo que enviar mensajes de móvil a la Consejería para alertar de la situación, y ésta, al verse desbordada, se vio obligada a descubrir el pastel. Una de las afectadas cuenta su odisea en Canarias7.

La consejera de la rama (por lo que dice, da la impresión que sigue viviendo en un árbol) no me merece la más mínima credibilidad en lo que dice. Una tía que se jacta de que en Canarias los pacientes SÓLO tengan que esperar 3 ó 4 meses para operarse, me parece una inútil más, que dicho sea de paso no desentona para nada en un gobierno donde los torpes, ineficaces y vividores son legión.

Este post, lamentablemente no podrán leerlo nunca dos niños a los que la Consejería mató impunemente, sí impunemente, al no disponer un hospital de un laboratorio.

Claro que si el dinero empleado en la creación de ese laboratorio sirvió para comprar algún culebrón para gozo y regocijo de las marujas, me callo.

Y ¿Cual hubiera sido el procedimiento correcto en el caso de la salmonela en el agua? Supongo que la solución es sencilla, siempre y cuando se disponga de un cerebro dentro de la cavidad craneal.

1.- Se descubre la salmonela. Se informa a todas las familias afectadas por teléfono y se les avisa de cual es el origen.

2.-Se avisa a la opinión pública del hallazgo del brote y se retira todo el agua de esa marca.

3.-Se erradica la cepa en la embotelladora y se ayuda a la empresa de alguna forma para que su agua pueda seguir vendiéndose en el mercado.

Como no se han hecho ninguna de estas tres cosas, ahora tendrán que hacer frente a denuncias por negligencia que espero sean numerosas, la población supongo que desconfiará de esa marca concreta de agua y a la Consejera le darán una medalla o la ascenderán.

En la imagen un niño toma su biberón, vigilando por si la Consejera de Sanidad de Canarias quiere hacerle alguna canallada. La encontré en Serina.Altervista.

Anuncios

Una tarde en el circo, digo, en el super

noviembre 23, 2006

sperAlguna tarde que estoy desganado, aburrido o con ganas de divertirme, me voy a un supermercado a observar cómo se lo montan los bípedos de mi especie a la hora de procurarse el sustento cotidiano.

No suelo comprar cuando voy a pasar la tarde. Voy a mirar productos, precios, etiquetas y sobre todo a las estrellas indiscutibles, los compradores-as.

Lo primero que me llama la atención es la cantidad de venenos, grasa, colesteroles y basura que ingieren los seres humanos. Venenos, colesteroles, grasas y basuras de la que tendrán que deshacerse para mantenerse sanos. Una lista completa de todos estos mejunjes la encontré en Clinidiabet, una excelente guía para saber cómo manipulan los alimentos para que se parezcan a algo que nos gusta o que creemos que nos gusta o que la tele nos dice que nos debe gustar. Escoge la opción que quieras.

En mi última incursion hice un par de hallazgos muy interesantes:

Interior/Dia, Sección de congelados, apartado pizzas. Pizza que en letras grandes se anuncia con letras grandes como Pizza de Atún y al leer la etiqueta no lleva atún. Sólo incluye caballa.

Interior/Día, Sección de refrigerados, apartado quesos para pizzas. Sobres que se anuncian como mozzarella, supuestamente queso de leche de búfala, lees los ingredientes y contiene leche de vaca y otras cosas.

Aunque ahora la mozzarella ya se hace de leche de vaca, sería recomendable que lo digan claramente: Mozzarella de leche de vaca, para no inducir a engaño.

La sección de cosas mezcladas que dan como resultado algo así como agua coloreada con sabores y que en los supermercados suelen colocar en la sección de zumos, merecería un post aparte. Es sorprendente que productos tan extraños los compre la gente.

Caso aparte es la sección de productos lácteos, donde sueles encontrar un montón de productos químicos añadidos a un líquido blanco que suelen vender como leche. El resultado es un líquido de la textura del agua, pero de color blanco.

Observa algo muy curioso que ya comenté aquí en otra ocasión. La gente que lleva en su carro más colesterol, suele llevar leche desnatada o descremada, supongo que con la convicción que ese tipo de leche, supuestamente sin nata o grasa, neutralizará todo el colesterol que se metan en vena.

Por no hablar de los que llenan su carro de “leches” en las que anuncian que llevan calcio y vitaminas. La leche lleva ya calcio y vitaminas. No hace falta añadirle más. Es como si te vas a comprar un coche y eliges uno en el que anuncian que las ruedas o el motor están añadidos.

Muy curioso este fantástico mundo de los supermercados. También disfruto mucho en la sección de joyería o alta peleteria de los super, esto es, la sección de frutas y verduras. Con los precios que tienen, pronto van a tener que ubicarlos en cajas fuertes.

Las comidas preparadas, también merecerían todo un tratado. Son muy sugerentes las que tienen más de un párrafo en su lista de ingredientes.

Buscando imágenes para este post me encontré también un suavizante de marca Linux que lo comercializa una empresa llamada Micro&soft
Por cierto, en Roma, los responsables de administrar las monedas que los turistas arrojan a la Fontana de Trevi van a montar un supermercado para pobres, según lei en El Mundo.

Curiosamente esta misma noticia se la comuniqué a mis amigos italianos Renato y Tommaso que estando respectivamente en Roma y en Milán no la conocían. Incluso me dijeron que allí en Italia no había salido.

Espero que en ese supermercado para pobres, las familias necesitadas puedan divertirse tanto como yo me divierto en los supermercados, digamos, normales.

La imagen la encontré en el blog de Fabio Carmona.