Buenas noticias para las energías renovables en Canarias

septiembre 9, 2009
Tenía ya ganas de poder contar alguna buena noticia de este archipiélago, cuyos políticos y administradores han dejado de la mano de Dios. Hoy tenemos algo positivo que contar, aunque con las precauciones pertinentes, porque por estos lares prometen, aprueban, legislan y se dan palmaditas en la espalda y luego todo se queda en papel mojado.

La buena noticia, llega algo tarde, pero seguiremos el dicho famoso de más vale tarde que nunca. Por fin el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha decidido que a partir de ahora todas las viviendas nuevas que se construyan deberán obligatoriamente disponer de paneles solares para generar energía solar térmica y fotovoltaica. Cierto es que se trata de una medida estatal, pero en los tiempos que corren que un Ayuntamiento apueste por algo que beneficia a los ciudadanos, es digno de elogio. En muchos casos las normativas se las pasan por el forro como ocurre con la Ley de Dependencia, por ejemplo.

Recuerdo conversaciones con amigos y conocidos hace algo así como 5 años en las que me preguntaba por qué no se obligaba a los constructores a instalar en todas las viviendas las famosas placas solares. Estamos en Canarias y aquí en el día más oscuro del invierno no anochece antes de las 6 de la tarde. En verano tenemos sol para dar y regalar durante todo el día.

Sorprende enormemente que otros países más al norte de Europa con muchas menos horas de sol que nosotros, hayan apostado muchísimo antes por este tipo de energías.

Seguramente el amigo jorge Arias, que profesionalmente se dedica a estos menesteres podrá iluminarnos, nunca mejor dicho, mucho más con sus conocimientos técnicos, pero para un profano como yo que conoce sólo un poco, creo que el apostar decididamente y sin cortapisas por energías limpias, ilimitadas y sanas, no nos traerá más que beneficios.

He leído noticias científicas en las que hablan ya de que el aprovechamiento de la energía es exponencial conforme va pasando el tiempo. Y lo que era un tipo de energía casi residual en los primeros años de este tipo de tecnología, ahora ya es una realidad consistente que se puede tomar muy en serio, incluso como sustitución de otras más contaminantes, dañinas y caras.

Imagínate por un momento que un edificio esté cubierto de paneles solares. Después imagina todo un barrio, más tarde toda la iluminación de la ciudad y por último la capital entera.

No dudo que el ahorro sería considerable y los beneficios para la población inmensos. Ahora se habla mucho de las bombillas de bajo consumo y esas zarandajas del Gobierno. ¿Por qué no acometen un plan para dotar de placas solares todas las farolas del país? Quizás sería algo costoso al principio, pero imagínate el ahorro una vez estuvieran listas. Sólo piensa en cualquier autopista o autovía que por la noche está completamente iluminada, las farolas de las calles, las luces de Navidad.

Desconozco la complejidad de la puesta en marcha de un sistema de tal magnitud, pero con todo el dinero que se gastan en gilipolleces varias y en basuras inservibles, léase televisiones públicas, que no me vengan con la matraquilla de que no hay dinero. Porque dinero si que hay, lo que ocurre que prefieren gastárselo en pagar favores, comprar voluntades, anestesiar a los rebaños y seguir en sus poltronas.

La isla canaria de El Hierro, se convertirá en breve en la primera isla del mundo que se abastezca únicamente con energías renovables. Vamos por buen camino. Aunque pienso que se puede hacer mucho más.

Los lobbys petroleros deben estar que se suben por las paredes con estas noticias, pero así es el progreso. No les entra en la cabeza que la dictadura del petróleo está llegando a su fin y me temo que a medio o largo plazo tendrán que llegar a un acuerdo con las constructoras que tienen millones de casas sin vender, para conseguir un producto, mezcla de petróleo y ladrillos, para que puedan llevarse algo a la boca.

La imagen la encontré en el Blog del amigo Jorge Arias de Energ&Renove.


Anuncios