España al borde del precipicio mientras su población sigue pendiente de la Eurocopa 2012

junio 15, 2012
Habrás observado que los últimos días me limito a actualizar el blog con los post sobre el programa Confusión que actualmente realizo de lunes a viernes en MB Radio.
He estado tentado de escribir algo sobre la siniestra actualidad que estamos viviendo, pero me pongo a redactar las primeras frases y no hago sino desanimarme. Las diferentes sectas políticas que padecemos en España están tan consolidadas que serán capaces de sacrificar a todo un pueblo antes que renunciar a su entramado parasitario, pesebrero y clientelar que nos convierte en el surrealismo hecho Estado. 
La Justicia, en cualquier país independiente, en el nuestro es rehén de las sectas políticas que premian a los estafadores, ladrones y sinvergüenzas y castigan al resto. En Google encontrarás miles de ejemplos.
En un entorno dantesco con casi seis millones de parados se da la circunstancia de que los de la secta y sus secuaces se llevan a casa sueldos en torno a los 100.000 euros mensuales, mientras cada día crecen las colas en los comedores sociales y aumenta hasta límites pocas veces vistos, la pobreza extrema que ya alcanza a más del 30% de la población.
Lejos de arreglar tal situación, las sectas que detentan el poder feudal no hacen más que recortar en servicios esenciales para los ciudadanos: Sanidad o Educación, por ejemplo.
La casta dominante está dispuesta a no dar un paso atrás y antes sacrificará a todos los ciudadanos que recortar ni un sólo euro de la opípara vida que se pegan a costa de los sufrimientos de todos.
Lo he dicho muchas veces y lo voy a repetir una vez más: Hasta el momento que las elecciones no sean libres y el voto de un ciudadano en cualquier lugar del Estado valga lo mismo y que la Justicia sea independiente, seguiremos en las mismas.
El atrezzo democrático con el que han decorado el país, no deja de ser un entramado de cartón piedra que ya no engaña a nadie. Una nación que expulsa a los más preparados, a sus elementos más válidos y los relega a la emigración, al ostracismo y encumbra a la mediocridad y sivergonzonería en los puestos claves, se merece una vez más padecer por todo lo que le ocurre.
¿Por qué no nos levantamos de una puta vez y decimos Basta Ya? ¿Nos hemos vuelto ya tan indolentes que esperaremos mansamente la muerte sin mover ni un sólo dedo? ¿Por qué permitimos que una chusma miserable nos masacre sistemáticamente ? 
¿Tan importante es para tu existencia que España gane la Eurocopa, que el resto de tu vida pasa a un plano meramente testimonial, por no decir secundario?
Como imaginarás, al no tener ninguna respuesta a estas preguntas y comprobar que nada cambia y todo sigue igual, me plantee escribir entradas como ésta.
La imagen pertenece a una obra del pintor surrealista francés André Masson que encontré en el blog de Andrea Cebal.
Anuncios