La EPA del último trimestre de 2012 sitúa el desempleo en España rozando los 6 millones de parados

enero 24, 2013
El incesante goteo de víctimas no cesa y la última cifra de la Encuesta de Población Activa (EPA) coloca a nuestro país en 5.965.400 personas que quieren trabajar, pero que el régimen feudal de corrupción de la casta política que tiene secuestrado este país desde hace ya demasiado tiempo, se lo impide con sus orgías de corrupción.
Esta cifra es la real, la que tiene en cuenta la UE para establecer sus cuentas y surge de sumar todas las personas que están inscritas en las oficinas de empleo más todos los desempleados que el Gobierno esconde debajo de la alfombra con diversos trucos baratos que ya no engañan a nadie.
De esa cifra demoledora casi 2 millones de familias ya tienen a todos sus miembros en paro y no tienen ningún tipo de ingreso por lo que se tienen que dedicar a limosnear y solicitar comida en los bancos de alimentos y organizaciones humanitarias.
La casta nauseabunda que tenemos, prefiere mantener a todos sus pesebreros, parásitos, familiares y colegas viviendo opíparamente con sueldos escandalosos, mientras matan al resto de los ciudadanos cerrando urgencias, servicios sanitarios y friéndolos a impuestos y demás latrocinios relacionados con sus compinches en las empresas telefónicas, eléctricas, petroleras, etc.
Ya no sé que contarte sobre este particular. Cada mes con los datos del paro y cada trimestre con los de la EPA, la hemorragia de víctimas no se detiene.Sólo se me ocurre enviar mi soliaridad a todos esos ciudadanos que se han sumdo al club de los trabajadores muertos y que difícilmente conseguirán otro empleo dado el panorama que se vislumbra.
Para aquellos que consigan, merced a algún sortilegio milagroso, acceder a algún empleo, se encontrarán con salarios miserables, condiciones deplorables y horarios infernales. Son las nuevas pautas que el empresariado del régimen feudal de corrupción ha adoptado como norma aprovechando que para cualquier vacante, hay más de 100 desesperados dispuestos a lo que sea para obtener las migajas que les ofrecen. Los que tengan más suerte morirán en las puertas de los servicios de urgencia que la casta ha cerrado para poder mantener su chiringuito intacto. Así se librarán de más sufrimientos.
La imagen la encontré en El Mundo.
Anuncios