El excelentísimo señor (presunto) ladrón Iñaki Urdangarín

septiembre 11, 2012
A menudo colegas y amigos me comentan que siempre estoy con la misma historia en mis apreciaciones sobre la actualidad política. Que si el régimen feudal de corrupción, que si el dinero de los presupuestos se lo gastan en putas y en el bingo y dejan morir a los ciudadanos en las calles o debajo de los puentes y demás lindezas que nos proporciona a diario el régimen feudal de corrupción que padecemos en España.
Durante el día de ayer conocimos en la página web de la Casa Real que el presunto ladrón Iñaki Urdangarín es excelentísimo señor, todavía y aparece ahí mismo en una de las más altas instituciones del Estado como parte oficial de la familia.
Yo ya estoy perdiendo el sentido de la lógica y de la normalidad en este país porque cualquier cosa que te imagines sobre ladrones, delincuentes y estafadores políticos o reales por medio, tiene cabida en este sistema de corrupción.
Como dije hace unos días, no sé si ya se le puede llamar abiertamente a Urdangarín y a su mujer, la hija del rey, ladrones. Supongo que deberán enfrentarse a un juicio, o quizás tampoco, pero el botín de todos sus robos ya está reflejado en las diferentes cuentas corrientes de los diversos paraísos fiscales que han regentado.
Los tribunales políticos del régimen, que se ocupan básicamente de conseguir por todos los medios la impunidad de ladrones, estafadores y delincuentes del sistema, deben estar haciendo horas extras para ver qué trucos utilizan para que el presunto y su presunta salgan libres y sin cargos manteniendo intactos todo el montante completo de lo extraído.
En una sociedad democrática, moderna, avanzada y del siglo XXI, todo esto que te estoy contando sería más propio de tramas absurdas de novelas de garrafón, pero en el país de la idiocia, de la gilipollez, de la ignorancia y en el que el fútbol y Belén Esteban suponen la avanzadilla cultural, mejor pensar en otra cosa.
La imagen la encontré en Lo que me toca los cojones. De momento creo que es un fotomontaje.
Anuncios

El juez Castro no imputa a la infanta Cristina en el caso Urdangarín para no estigmatizarla

marzo 6, 2012
He de confesarte al comenzar a escribir estas líneas que empiezo a sentir asco y náuseas al comentar, opinar o dar mi punto de vista sobre todos estos temas relacionados con la política, la justicia y la manipulación en este país tan extraño.
La noticia en sí nos cuenta que el juez Castro, encargado del caso Urgandarín, de presunto saqueo y latrocinio de las arcas públicas al por mayor, ha decidido no imputar a la infanta Cristina para no estigmatizarla gratuitamente.
En España se pueden cometer todo tipo de delitos, crímenes y desmanes, siempre que seas un no estigmatizable. 
¿No decía repetidamente en los últimos meses el padre de la interfecta que la justicia debería ser igual para todos?
¿Por qué no se dejan de marear la perdiz y cambian de una vez la Constitución para adaptarla a la realidad? Ahí donde dice que todos los españoles son iguales ante la Ley, deberían añadirle “menos los que son diferentes”
Según ha trascendido del caso del yerno del Rey, la infanta Cristina era propietaria del 50% de la sociedad que  presuntamente robaba a espuertas fondos públicos, pero como no puede ser estigmatizada, no tiene que preocuparse.
No me voy a extender mucho más, pero insisto en lo que he repetido en más de una ocasión: Hasta que en este país no exista una ley electoral justa, una división real de poderes que contemple una justicia independiente y una verdadera igualdad de todos y cada uno de los ciudadanos ante la Ley, podremos disponer de Iphones, Ipads, Smartphones, TDT, satélites y demás adminículos del siglo XXI, pero el régimen español seguirá en el medievo y las castas dominantes continurán en sus respectivos feudos repartiendo arbitrariedad a manos llenas.

Me entero ahora que el diario El País se ha vuelto monárquico de repente y este cambio a cabreado a muchos de sus lectores. Vivir para ver. 

En la Wikipedia puedes informarte de algunas estigmatizaciones a lo largo de la historia reales o imaginarias.
La imagen del marido de la no estigmatizable, la encontré en La Información.

El régimen medieval español juzga a uno de sus señores feudales: Urdandarín es un gran hombre bueno :))

febrero 26, 2012
Pues eso mismo, sin más. El régimen medieval que padecemos desde hace siglos en España, hace un amago de juguete para contentar a la plebe y monta una filigrana de cara a la galería juzgando al yerno del sucesor por designación del dictador Francisco Franco, Juan Carlos I.
Al margen del tema en cuestión, he visto al señor Urdangarín muy delgado, demacrado y lejos del perfil del que se considera inocente, pero esta es una mera apreciación personal, por lo que, dada la libertad de expresiòn mínima que nos permite el régimen medieval que padecemos, es decir mucho de un sujeto, al que el peso de las pruebas lo sepultan en vida varias veces, pero es sólo una mera apreciación.
Por favor, no te dejes engañar por la prensa defensora del sistema, Urdangarín, es un tío que presuntamente te ha robado cientos de millones.

La prensa del régimen, intentará mostrarnos a un Urdangarín bueno, magnánimo, obsequioso, un señor que sólo y únicamente miraba por su familia y que su único objetivo era crear puestos de trabajo en nuestro país. ¿Me río ahora o espero a la publicidad que pondrán los medios pagados para vendernos una imagen de este presunto ladrón como un dechado de virttudes?

A mi me da igual el tipo de pienso que consuma el rebaño español o qué cadena de televisión o diario se trague sin pestañear la plebe española. De hecho, estamos donde estamos, sólo por culpa nuestra.

La duda que tengo, conociendo casos anteriores, es si  en este causa, la fantástica Justicia española optará por la falta de pruebas (Hay para llenar varios aviones  Airbus A380), por la prescripción del delito o incluso dejarán que el caso siga y usarán el comodín del indulto que ya han utilizado con colegas del suegro de Urdangarín.
Yo creo que elegirán éste último. Para cuando tenga que utilizarse, el colectivo español, idiota, rebañiego y simplón, ya por ese entonces sólo estará preocupado de alguna Champinos League o de algún mundial.

Actualización: El juez Castro, que interroga al yerno del rey, le ha comentado al imputado, ante sus respuestas huidizas que para decir eso, mejor hubiera sido que no hubiera venido. Tras las preguntas del juez, llega ahora el turno de los fiscales. 

La imagen del presunto ladrón y miserable Iñaki Urdangarín la encontré en Prensa Corazón.


>Hoy se cumplen 30 años del intento de golpe de Estado del 23 de Febrero de 1981

febrero 23, 2011

>

Desde hace más de una semana se suceden las informaciones y los artículos en torno a la intentona golpista que tuvo lugar 30 años atrás, concretamente un 23 de Febrero de 1981.

Todos los medios pugnan por publicar la información más impactante y la exclusiva más llamativa, pero mirándolo todo desde la perspectiva, no dejan de ser pequeñas migajas de lo que realmente ocurrió y que, dicho sea de paso, no conocemos con detalles.

Te dejo enlaces a los especiales que han publicado algunos medios para que te hagas una composición de lugar con toda la información que se conoce, pero sigo insistiendo que quedan demasiados detalles por desvelar. El Mundo titula su monográfico con un contundente En Directo desde el Congreso. El País es más lacónico y sólo alude a los 30 años de la intentona golpista y a su papel como defensores de la Constitución. El diario ABC también aporta su visión de los hechos, incidiendo en las 3 décadas que ya han pasado desde aquella aciaga tarde de Febrero. Todos los medios han aportado su granito de arena a la efeméride. Puedes consultarlos en este enlace.

Como no hay apenas nada nuevo que aportar sobre aquella jornada y aunque no soy una persona que estuviera relacionada con el hecho, cerca del Congreso o incluso dentro aquella jornada, me apetecía contarte qué estaba haciendo yo a esas horas hace ahora 30 años.

Estudiaba Degundo de Bup en el Instituto de Enseñanza Media Ramón y Cajal de Huesca. Las clases normalmente terminaban a las 18.30, pero aquel lunes 23 de Febrero de 1981 me enfrentaba a esas horas a mi reto particular. Siempre he sido un desastre en manualidades y artes plásticas, dibujo y similares, de modo que en Primero de BUP me había quedado pendiente la asignatura de Dibujo. Creo que era el único. No lo había conseguido aprobar ni siquiera en Septiembre, de modo que me puse de acuerdo con la profesora y quedamos para ese día en una clase a las 18.30 para hacer el exámen, que aprobe afortunadamente.

A eso de las 19.15 y con la satisfacción de haber aprobado, bajaba las escaleras del edificio principal del instituto cuando observé un corrillo en la puerta de salida fuera de lo normal. Me acerqué y ahí me enteré de lo que estaba pasando en el Congreso de los Diputados y en Valencia.

Recuerdo que algunos profesores comunistas estaban muy preocupados por el hecho y creían que la intentona iba en serio y que podría ocurrir cualquier cosa. Media hora después cada uno nos fuimos a nuestras casas buscando informaciones a través de radios y televisiones a ver qué es lo que realmente ocurría.

Desde hacía tiempo, la radio era parte de mi vida y vivía prácticamente pegado a una. Algunos meses después de aquello empecé a colaborar en una de ellas en lo que fueron mis inicios en el mundo de la radio.

Llegué a casa, busqué una radio y decidí salir a dar una vuelta por la ciudad a ver qué se cocía. Estaba prácticamente todo desierto. Las informaciones se iban sucediendo, aunque nadie tenía nada claro. A esas horas, en torno a las 20.00 ó 21.00 horas, poco se sabía realmente.

Al cabo de un rato y, aburrido de no ver actividad alguna por las calles, volví a casa con la radio pegada a la oreja y estuve toda la noche escuchando las noticias. Al día siguiente las clases seguían con normalidad y además no me hubiera perdido por nada del mundo una jornada así en el instituto.

El 24 a primera hora tuvimos una asignatura, que no recuerdo, pero que nos obligó a estar pendientes del profesor. Fue en la segunda hora, cuando en clase de Literatura, se relajó la cosa y la profesora nos dejó sacar las radios y enterarnos del desenlace final de la intentona. El resto ya lo conoces.

La imagen que dio la vuelta al mundo del teniente coronel Antonio Tejero en el Congreso, pistola en ristre, la encontré en Periodistas.