Leche entera y verdadera

septiembre 13, 2010
El otro día estuve en el super. Fui a comprar una garrafa de Actimel para darle unas manos al guardabarros del coche para que protegiera bien mis defensas, pero no tenían.

De momento han empezado, según parece, con envases más pequeños que vendrían a ser algo así como garrafitas para los coches de pequeños animales como Ratatouille, El Pulpo Paul o Bob Esponja. Creo que con la cantidad que contienen los diminutos envases, tienen de sobra para sus pequeños vehículos.

Habrá que esperar a que empiecen a comercializar las garrafas de 5 ó 10 litros para empezar a protegernos adecuadamente. Yo pensaba ducharme también con Actimel, mientras los guardabarros se protegían tras la aplicación.

Tras una buena ducha de Actimel, nada te impide saltar desde el balcón del tercer piso de tu casa a la calle y ahorrarte las escaleras y el ascensor porque vas muy bien protegido.

Hay que ver la de bazofia que se mete la gente entre pecho y espalda y las tragaderas que tienen con publicidades engañosas, falsas o incompletas.

Cada vez que voy al super, me entra ansiedad, lo reconozco. Las cosas se están poniendo muy mal para los que consumimos leche entera y yogurt normal y corriente. Ya me he encontrado casos de hipermercados gigantescos que no tienen ni leche entera ni yogurt normal. Disponen del resto de variedades en cantidades industriales, pero leche, leche, no tienen. Y yogurt, tampoco.

Preparados lácteos de dudoso interés nutritivo, leches a las que le quitan y le ponen aditivos que no necesita o yogures azucarados, para los yonquis del azúcar que supongo que se los meterán en vena, es lo que más se parece a lo que yo busco.

En algunas ocasiones hemos tratado aquí el tema de las invenciones, pero estamos ya muy próximos a poder tratar el de las desinvenciones. Supongo que pensarán que no les resulta muy rentable ofrecer leche entera y yogures para Fran y cuatro colgaos que la consumen habitualmente y prefieren emplear esa superfície en mejunjes que se le parezcan.

El famoso filósofo Okinawa Joe decía que quería comprarse una cabra. A mi no me va a quedar más remedio que comprarme una vaca, tal como se están poniendo las cosas, si quiero consumir leche entera y yogurt normal y corriente. A ver cómo se lo explico a mi casera. :-))

No voy a entrar en el ámbito de la publicidad engañosa que incita a comprar un tipo de leche u otra porque les han añadido calcio o vitaminas, que ya contiene la leche normal sin necesidad de añadirle nada. Algo así como si publicitan un vehículo a motor y dicen “Ahora con motor añadido” o “Ahora con ruedas añadidas” o “Ahora con volante añadido”.

Sobre la bollería industrial también habría mucho de que hablar. Me sigue extrañando que en las promociones, no regalen un frasco de cianuro para los que quieran acelerar su muerte un poco más y no quieran esperar a que el colesterol se le salga por las orejas.

http://www.megavideo.com/v/IDIHMUAK9a1ebbdc62e280314d1b2315f4c75ea3

El vídeo lo encontré en Documanía. Y la imagen en Madrimasd, aunque parece que procede de País de Locos.
Anuncios