Federico Jiménez Losantos vuelve a la radio

septiembre 6, 2009
La verdad es que no tenía intención de dedicarle un artículo a Federico, pero estoy observando desde hace unos días que no paran de llegar visitas buscando información sobre él, su nueva radio y su vuelta al cuadrilátero de las ondas, así que aquí van unas cuantas líneas.

Lo primero la información: El comienzo está previsto para mañana día 7 de Septiembre a las 7 de la mañana (en Canarias a las seis, lógicamente).

Se podrá escuchar en una red de emisoras que se han asociado a esRadio y que puedes consultar en este enlace. Podrás seguirlo a través de Internet en la propia página de esRadio y han previsto, según anuncian, que sus programas puedan ser descargados en formato podcast.

Del mismo modo emitirán a través de la TDT para toda España. Ayer mismo estuve resintonizando la TDT y ya salió Es Radio. De modo que tú también podrás sintonizarla estés donde estés.

Además igualmente han anunciado que las tertulias se emitirán simultáneamente a través de Libertad Digital Televisión.

En su blog, el propio Federico te cuenta algunos de los entresijos de la gestación de esRadio.

Y ahora un poquito de opinión: Desde que lo empecé a oir hace tiempo con Antonio Herrero, siempre me gustó su manejo magistral del lenguaje y creo que, te guste o no te guste, el mero hecho de escucharlo, te ofrece la oportunidad de disfrutar de una de las personas que mejor se expresan en castellano y con las que se puede aprender mucho sobre nuestro idioma.

Si a eso le unes que es rápido de reflejos y muy ingenioso, estamos ante un comunicador que merece la pena escuchar. No me lo perderé, desde luego.

Lo he explicado mil veces, pero lo contaré una vez más: Federico no hace un informativo, hace un opinativo. Es la realidad filtrada a través de su criterio y como cualquier persona estará mucho más cerca de la nuestra o más lejos. Eso depende de cada uno. Y también cada uno es libre y también responsable de saber o conocer lo que es o no es.

Además como afortunadamente se pueden contrastar datos, informaciones, realidades y falsedades, creo que no es bueno quedarse con lo que opina, dice o asegura un sólo medio de comunicación. Eso es al menos lo que hago yo. Supongo que tú harás lo mismo.

Federico ha sido atacado en muchos frentes y ahora mucho más que incluso le da caña a parte del PP, pero creo que es bueno que haya una voz que se salga de lo establecido y de la línea plana del resto de los informativos-opinativos de la radio española, salvo rarísimas excepciones.

Si tuviera en cuenta las amistades políticas que tiene por aquí en Canarias, el señor Soria y sus secuaces, por ejemplo, me entrarían ganas de vomitar, pero prefiero disfrutar de su forma de hacer radio y olvidarme de sus filias y fobias o de las mías propias.

A pesar de que en la mayoría de las ocasiones no estoy de acuerdo en sus afirmaciones, me cabreé mucho cuando en una época surgieron una serie de inquisidores pidiendo que le prohibieran hacer su programa. Para bien o para mal estamos en una democracia y en nuestra constitución, tan castigada y vilipendiada hay un artículo, el 2o concretamente, que garantiza la libertad de expresión.

Cuando algunas personas se han sentido ofendidas, insultadas o maltratadas, han acudido a los tribunales y éstos han dictado sentencias en unos casos favorables y en otras desfavorables, pero de eso se trata: de vivir con las reglas del juego de un Estado de Derecho.

Hay una oferta muy amplia de programas de radio a esa misma hora. Si te gusta escuchar a Federico, lo escuchas y si no te gusta con cambiar de emisora lo tienes muy fácil. No es obligatorio escucharlo, que yo sepa.

Como a mí me divierte, me entretiene y me gusta escuchar a un maestro del lenguaje, lo escucharé. Normalmente suelo sintonizarlo a comienzo de cada temporada a ver si tiene monólogos nuevos y repertorio nuevo. Lo malo es que con el tiempo se hace algo repetitivo y dejo de escucharlo.

Hace tiempo que estoy observando que todos los informativos en la radio, y ya no te cuento en televisión, son sospechosamente similares. Me gusta mucho la radio, mucho más que la tele, y cada vez es más difícil encontrar algo que merezca la pena. Quizás Carlos Herrera para un ratito, pero poco más. Francino me aburre, Radio Nacional no la soporto, la COPE de Ignacio Villa es aburrida y Luis del Olmo nunca me ha gustado.

Tampoco te creas que me voy a pasar el día enganchado a esRadio. A Luis Herrero lo considero empalagoso hasta la naúsea y a la tercera pata del proyecto, César Vidal nunca le he encontrado alicientes como para que me motiven para sintonizarlo.

Es algo curioso porque si en lo básico defienden la misma línea política y social, tendrían que gustarme los tres, pero ni Luis ni César tienen la magia y la chispa del prestidigitador de palabras que tiene Federico.

En unos días prometo contar algunas impresiones de los primeros días. Espero que no llegue a aburrirme con sus matracas típicas repetidas hasta la saciedad porque cuando la pilla con algo o con alguien no lo suelta fácilmente cual perro de presa.

Mañana desde luego, creo que será un gran estreno. Tiene un montón de cuentas pendientes con mucha gente y creo que a partir de las 7 (seis en canarias) empezará a saldarlas.

Y al margen de ideologías, formas de pensar o de interpretar la realidad, desde Crónicas de Esperantia y ante el nacimiento de un nuevo medio, siempre positivo para la sociedad, mis mejores deseos para el presente y el futuro de esRadio.

La imagen de Federico Jiménez Losantos la encontré en Crónicas Terrestres.

Actualización: El comienzo de las emisiones se ha desarrollado según lo previsto y me ha llamado la atención la interactividad, conectividad y variedad de formatos y posibilidades que tenemos a nuestra disposición para escucharlo e incluso verlo. He escuchado la primera hora en la TDT y muy bien y ahora estoy viendo la tertulia en Libertad Digital TV y, del mismo modo, se ve perfecto.

Sobre el contenido, supongo que por la novedad del primer día y el comienzo de un proyecto en el que se tienen que tener en cuenta tantos detalles, lo he visto un poco flojo, pero supongo que cuando coja el golpe de pedal, como se suele decir en terminología ciclista, empezará con el ritmo habitual de dar cera a diestro y siniestro.


Anuncios