La nueva Ley de Cookies, el nuevo fiasco de una Administración a la que la tecnología le viene demasiado grande

septiembre 17, 2013
Ayer por la tarde estaba navegando tranquilamente por las páginas que habitualmente suelo frecuentar y al llegar al blog del amigo J.R. Mora, me topé con un anuncio sobre las cookies. Que si aceptaba entrar, pues que ya sabía que quizás en su página, podría existir algún sistema que utilizara el uso de cookies para información y mantenimiento interno. Me consta que el amigo J.R. al margen de lo que pueda ser el mero establecimiento de un sistema de medición como Google Analytics o similares, no creo que tenga nada más. Si buscas más información en su blog, se curró esta página explicándolo todo bastante bien. 
Bajo mi punto de vista con las leyes, normativas, prohibiciones y demás contenido legal que ya padecemos en España el hecho de que dé la impresión que se quiera hacer un código nuevo para todo lo relacionado con la informática e Internet, me parece una pérdida absurda de tiempo y de dinero para todos. Creo que con adaptar a las nuevas tecnologías lo que ya hay, es más que suficiente. 
Además exigir lo mismo a un humilde blogger que a gigantescas empresas, me parece que es ir demasiado lejos y querer encabronar todavía más al ya encabronado personal que ya sólo espera la siguiente Ley Absurda que se sacará de la manga el siguiente. 
Me parece bien que se persiga a aquellos que usen la tecnología de forma fraudulenta. En este caso para acumular información de los usuarios y poder utilizarla posteriormente de una forma u otra, pero para los que en cuestión de cookies, como mucho tenemos las propias del sistema de blogs que utilicemos y las lógicas de los sistemas de medición que utilizamos, me parece que es tocarnos los cataplines más de la cuenta.
Si entras a un bar, por ejemplo, en sus paredes no está escrito todo el Código Civil y el Código Penal para adevertirte de todo lo que puedes hacer y lo que no. En las páginas debería ocurrir lo mismo, según creo, pero la lógica si la intentas encajar entre las palabras Administración y España, nunca termina de asentarse bien.
Como este país se caracteriza bien por tener a lo más granado de la estupidez o de parecerlo al frente, no me extrañó que sea la propia Administración la primera que incumple esa misma Ley que exige cumplir a los demás.
Antonio Cambronero explica en este texto si la Ley afecta también a los blogs y en la página del abogado Pablo Fernández Burgueño nos detalla todos los detalles en profundidad.
La imagen de unas apetitosas cookies recién salidas del horno la encontré en la Wikipediaaunque las cookies informáticas son otra cosa bien distinta.
Anuncios

El COI designa a Tokyo para organizar los Juegos Olímpicos en 2020 y deja fuera a Madrid por tercera vez consecutiva

septiembre 8, 2013
A estas horas supongo que ya te habrás enterado que Madrid no será el organizador de los Juegos de 2020 que organizarán los nipones en su capital.
A mi me daba igual que nos los dieran como que no. Estoy tan desencantado de este régimen feudal de corrupción que padecemos en España con una casta miserable que vive a nuestra costa y que lo único que hace es velar por sus intereses y los de sus esbirros y que al ciudadano lo trata como un esclavo.
Quizás los miembros del COI hayan tenido en cuanta algo de eso a la hora de emitir su voto. Ellos viven fuera de España y tienen el cerebro lavado por los medios de comunicación sobornados en su mayoría por el régimen y pueden hacerse su propia composición de lugar.
Quizás algunos de esos miembros que tenían derecho a voto se han encontrado últimamente por medio mundo a ingenieros, arquitectos, licenciados e investigadores trabajando en el noble oficio de camarero. Jóvenes preparados con dominio de varios idiomas, master, etc que no tienen hueco en España porque la dictadura de la mediocridad que mantiene la casta sólo ofrece posibilidades a lo peor del sistema. 
Quizás se hayan preguntado por qué gente preparada y con idiomas está sirviendo mesas fuera de España, mientras buena parte de la delegación política española de Madrid 2020 a duras penas sabían expresarse en inglés. Como dicen los colegas de Rokambol, da la impresión que fue Chiquito de la Calzada el que les impartió la clases.
Quizás hayan leído o escuchado que la casta política española tiene montado un sistema perfecto de corrupción mediante el que más roba sale siempre impune mediante loa anacrónicos aforamientos, los jueces bizcochables que tiene en nómina o los nauseabundos indultos que siempre recaen en los delincuentes de los partidos políticos que componen la casta parasitaria.
Quizás se pregunte alguno de los miembros del COI si en 2020 ya no existirá Madrid ni España y que nuestro país se verá abocado a una balcanización por unas cuantas minorías sectarias que quieren romper el Estado con la colaboración de la casta política.
Quizás se han enterado de la prevaricación como un castillo que han perpetrado con el sistema eléctrico que impide, penaliza y prohibe de hecho el autoconsumo. En 2020 es previsible que todos los cargadores de móviles y gadgets utilizarán cargadores solares. Es posible que no quieran dar el espectáculo de que la Policía española a las órdenes de la casta política, esbirros de las compañías eléctricas den el espectáculo de meter en la cárcel a delegaciones enteras por saltarse una ley injusta, una más de las múltiples estafas a los que nos tienen acostumbrados por estos lares.
Quizás no les haya gustado que a los ciudadanos los hayan echado a la calle por las golferías, estafas, canalladas e injusticias sin fín de los miembros de los consejos de administración de las Cajas de Ahorros y Bancos y que los perpetradores no hayan ni siquiera pisado el banquillo y se hayan ido todos de rositas o están a punto de irse. 
Seguramente a los miembros del COI no les habrá hecho mucha gracia que los de la casta parasitaria hayan robado a manos llenas en varias fases junto a los bancos, a los que les han regalado cientos de miles de millones de euros, mientras a los ciudadanos les quitan Educación, Sanidad, Justicia y Seguridad. 
Quizás alguno de los miembros del COI haya pensado que las alucinaciones que sufre el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, para decir esas cosas tan extrañas y raras, son producto de alguna droga nueva que está tomando y temen que sea utilizada por los deportistas en las compticiones. Esas visiones que tiene que le hacen confundir totalmente la realidad con la ficción pueden confundir a más de uno.
La casta política española como vive aquí en este oasis inmenso de la corrupción y la impunidad no se dan cuenta que fuera hay gente que lee, que escucha, que ve, que tiene criterio y no pueden sobornar a todos los medios del mundo.
Según mi punto de vista, si en España se sigue primando a los mediocres, a los parásitos y a los pesebreros y se penaliza o expulsa a las personas válidas, competentes y decentes, se crea el paisaje tenebroso que tenemos ahora y que es tan repugnante y hiede tanto a corrupción que ningún ciudadano extranjero con dos dedos de frente puede apostar por crear una nueva mina para seguir generando corrupción.
También es posible que no hayan sabido sobornar a las personas adecuadas. El COI me merece tanto respeto como un montón de excrementos. Habrá gente honrada, como en todas partes, pero hay cada uno de países bananeros y dictaduras medievales que producen arcadas. Bueno, de hecho el inclito Urdangarín creo que estaba por ahí. Básicamente es una institución decimonónica arcaica que en pleno siglo XXI o se renueva o tendrá que pensar en algo diferente.
Lo único malo de no haber conseguido los Juegos es que toda la pasta que la castuza tenían intención d robarnos, nos lo sacará de otro lado.
La imagen la encontré en Open Golf.

Gibraltar

septiembre 4, 2013
Este verano nos hemos encontrado con un nuevo contencioso en torno a Gibraltar, posesión ahora británica merced al Tratado de Utrech de comienzos del siglo XVIII.
El peñón de Gibraltar es la última colonia que queda en territorio español y desde los años 60 la ONU, esa madriguera de corruptos y dictadores, que muchos dan por buena, recomendó que se procediera a la descolonización y a la lógica devolución a España. El Reino Unido sabedor que desde Felipe II en nuestro país han llevado las riendas del Estado personajes corruptos, ladrones, inútiles y vendidos se ha hecho el sueco en el asunto y sigue manteniendo ese anacronismo histórico porque es conocedor del tipo de personajes que tiene enfrente y de los que no debe temer nada.
No obstante los británicos perdieron una oportunidad de oro hace unos años con Moratinos y Zapatero. Si hubieran presionado un poco más, seguro que le habrían sacado una provincia o dos además del peñón, pero me da que tuvieron misericordia por esos seres tan lamentables y al final decidieron no cebarse en la inutilidad manifiesta de estos dos personajes de infausto recuerdo.
Si nos ceñimos a los dictámenes de la ONU, el peñón de Gibraltar tendría que ser descolonizado cuantos antes y devuelto a la soberanía española de la que nunca debío salir, pero a lo largo de nuestra historia los antiespañoles que han dirigido España han sido legión y, como siempre han mirado por ellos mismos y nunca por los intereses generales dela nación, pues así nos ha ido los últimos 300 años.
Otra cosa que me alucina de este país es que la mitad está en contra del propio país. Unos quieren destruir el país y algunos defenderlo. De hecho la mayoría de las formaciones o sectas políticas que nos gobiernan son manifiestamente antiespañoles, algo que creo que sólo existe en nuestro territorio.
En España sólo se permite llevar una bandera española por la calle si el equipo de fútbol gana algo. Si no es el caso te expones a una paliza de cuidado.
Mientras el resto de los países están orgullosos de su bandera, aquí se quema y se denigra continuamente. Algo de locos, desde luego. Hoy me llamarán facha seguramente aquellos que no tienen ningún argumento para contradecir mis opiniones, y mañana me llamarán progre cuando le pegue al indecente gobierno que tenemos el repaso que se merece. 
Una cosa es que no nos guste el régimen feudal de corrupción en el que se ha convertido España y otro muy diferente es que no estemos orgullosos de nuestro país y de nuestra bandera. Aquí si piensas eso, ya eres automáticamente un facha porque sí. 
Bajo mi punto de vista, el hecho de que hayas nacido en un país y te sientas parte de un todo, de un conjunto, de una historia, de una tradición y de unos valores, te gusten más o menos, te hace copartícipe de una singladura, de un viaje, de un proyecto. Eso tiene validez en el resto del mundo, en España, si piensas así, eres facha porque lo dicen unos cuantos pajilleros mentales.

Eso es algo que no me gusta de nuestro país: la absoluta bipolarización de todo y el interés que existe siempre por encasillar a las personas de una forma u otra. Los pensamientos libres, los seres asilvestrados por estos lares están muy mal vistos y por ello siempre intentarán, tengan razón o no, meterte en el casillero correspondiente.  

El tema de Gibraltar creo que no tiene mucho de patriótico sino más bien de lógica política. La política internacional, la política más o menos consensuada que nos ha dicho en infinidad de ocasiones que las colonias deben desaparecer, aunque ya sabemos que los intereses de unos y otros siempre interfieren y la lógica, la cordura y la normalidad nunca tienen asiento en nuestra historia.

La lógica nos dice que lo normal sería presionar con firmeza a los británicos ante todos los organismos internaciones implicados, ponerles las peras a cuarto a los gibraltareños para demostrarles que están tratando con un país serio y de verdad y seguir en la senda hasta la total descolonización. Eso ahora mismo es pedir demasiado, creo yo. Tras la muerte de Felipe II los dirigentes que tenemos por estos andurriales son más bien de garrafón, cuando no están definitivamente en contra del propio país. 

No tengo ni idea lo que hará este gobierno que padecemos en la cuestión de Gibraltar. Nos han mentido tanto desde que llegaron que no sé si esta actitud que han tomado de firmeza ante los llanitos y británicos no será una pose para proceder a concederles más beneficios y más terreno todavía del que se han apropiado a lo largo de los años.
La imagen del peñón la encontré en Turismo Digital.

Siria

septiembre 3, 2013
Siria se encuentra ahora mismo en el ojo del huracán, en el centro de atención, en el foco de todos los protagonismos. 
Este verano fue nuevamente Egipto con su vuelta a la casilla de salida con una nueva dictadura militar y ahora los sirios entran nuevamente en la escena internacional tras el bombardeo con armas químicas de una parte de su población.
Sobre este ataque hay versiones para todos los gustos. En la guerra ya sabes que la verdad es una de las primeras víctimas en caer y cada uno de los dos bandos intenta ganar la baza de la opinión pública con informaciones tendenciosas que incline la balanza, pero lo que está más o menos claro es que el régimen de Al Asad está comenzando a recuperar terreno tras dos años de guerra y que por una u otra razón que sería objeto de otra reflexión, los países que están armando a los rebeldes y fundamentalistas no consiguen doblegar al dictador.
La lógica nos dice que si un bando está ganando la guerra procurará seguir recuperando terreno hasta la victoria final y se abstendrá de crear situaciones extremas que induzcan a intervenir a la comunidad internacional como es el caso del ataque con armas químicas. Las prisas que se tomaron los norteamericanos para anunciar el ataque de escarmiento contra el régimen se han disipado y con la entrada en escena de potentes aliados de los sirios y las crecientes peticiones para que se espere a que los analistas que inspeccionaron el terreno establezcan su dictamen definitivo sobre la autoría, estamos en un calma chicha que únicamente se ve interrumpida por intoxicaciones y declaraciones interesadas.
El caso de Siria es parecido a lo ocurrido en Egipto, con algunas diferencias. El Asad es chiita tiene como aliados a Irán y Rusia y los terroristas de Hezbola y es más o menos laico. En contra tiene a los aliados naturales sunitas, los regímenes medievales del Golfo, Israel que se mantiene a la expectativa y, como castigo y advertencia por el uso de material químico contra la población, al gendarme del mundo, Estados Unidos, junto a sus aliados.
A un sirio normal supongo que le interesará más la dictadura de Al Asad que un régimen fundamentalista que ya están imponiendo los talibanes de Al Qaeda en algunas zonas que han conquistado. 
Es el sino de estos países islámicos. Están viviendo un periodo histórico en el que sólo vale una dictadura a elegir: la de la bota de hierro de los militares o la del burka de hierro de los talibanes. Visto lo visto en los últimos años, no hay otra alternativa que se parezca mínimamente a lo que conocemos como democracia. Quizás imponer la democracia por la fuerza a estos países no sea lo más acertado porque no están en el momento ni en el lugar adecuados para adoptar un sistema de gobierno diferente. En las recientes democratizaciones forzadas en Irak y Afganistán el día que no mueren 50 en atentados, mueren 100 y las luchas tribales, religiosas y políticas no dejan de aumentar.
Llegados a este punto no sé que será lo más acertado, si bombardear al régimen para debilitarlo y que los rebeldes, talibanes y fundamentalistas se hagan con el poder para implantar una dictadura islámica o dejar las cosas como están y que el régimen de Al Asad continúe con sus avances y acabe con toda la oposición para mantener su dictadura militar y política. En cualquiera de los casos la alterntiva es tenebrosa.
La imagen de una ciudad siria en ruinas la encontré en Semana Económica.

La crisis va a obligar al Gobierno a poner al frente de Economía a alguien que sepa sumar y restar

julio 1, 2013
Empiezo a escribir estas líneas sin guión previo y con la intención de comentar algunos hechos que me han llamado la atención durante las últimas jornadas.
Ya sabes, es una macedonia de opiniones a bote pronto que me apetecía comentar de algún modo, pero que cada una de ellas me daba la impresión de que no se merecía una entrada completa.
Empezamos hablando del Gobierno que padecemos todos los españoles, cuyo único cometido al frente de la casta en este momento es indultar a aquellos colegas que el laberinto judicial que tenemos no haya conseguido dejar impunes en todos y cada uno de los delitos por los que se les imputa. La otra función que tiene un Gobierno en el régimen feudal de corrupción que tenemos es el de robar todo lo que puedan a los ciudadanos para goce y disfrute de los de su casta. Como el verbo robar tiene mala prensa, ellos llaman a este latrocinio impuestos, pero viene a ser lo mismo.
Tal como están las cosas, creo que el cualquier momento el Gobierno se va a ver obligado a colocar al frente del área económica a alguien que sepa sumar y restar verdaderamente. Los que hay ahora, quizás hayan aprobado alguna vez lo de las sumas y las restas, pero es evidente que no tienen ni puta idea del concepto.
De todos modos en un régimen feudal tampoco les hace falta. Con la PEPOE y los sacamantecas nacionalistas apuntalando constantemente el cadáver putrefacto de un régimen hediondo que lleva siglos pudríéndose y los resortes coruptos del sistema impidan a toda costa cualquier avance.
Debo reconocer que lo tienen bien montado. Llegarán las elecciones y cada cual se reparte su rebaño: izquierda, derecha, nacionalistas, qué más da. A fin de cuantas son lo mismo y el jueguecito de las diferencias engañan todavía a un buen número de votantes ingenuos, pero poco a poco cada vez a menos. 
Acabada la Copa Confederaciones, donde Brasil nos dio un repaso considerable y se llevó el trofeo más que merecidamente, el régimen feudal español entra en alarma roja porque deben entretener a la plebe casi dos meses sin fútbol y, tal como se presenta el verano, lo van  tener complicado.
Sigo contemplando horrorizado lo que ocurre en países que algún día soñaron con una apertura democrática y se están encontrando con la llegada de regímenes medievales que se parecen a la democracia tanto como la noche o el día. Gravísimo dilema el que se plantean en estos países. Deben elegir entre dictaduras sanguinarias del siglo XX o dictaduras sanguinarias del siglo X. Y no sé cuál es peor.
Casi sin darme cuenta ha llegado de nuevo el calor y aquí en Canarias llega para quedarse porque el clima tan benigno que tenemos nos permite vivir prácticamente en clave veraniega 10 de los doce meses del año, si no es más tiempo. 
Llevo una buena temporada haciendo muchas cosas que tenía pendientes, leyendo cada vez más, escribiendo muy a gusto y disfrutando de lo que me gusta sin que de momento nada enturbie mis días. 
Creo que a pesar de todo lo que estamos soportando en España gracias a la casta de ratas que administra nuestros intereses, se pueden hacer grandes cosas y cada uno podemos poner nuestro granito de arena para hacernos la vida más agradable, algo que con toda seguridad contribuirá en la felicidad de todos los que nos rodean y en la comunidad en general. 
Mientras escribo estas líneas estoy escuchando música con la que esta noche volveré a compartir un ratito contigo en Confusión y en Radio Esperantia. No termino de decidirme para el comienzo de hoy. Al último disco de Kim Waters lo tengo ahí calentando por la banda, pero hoy estoy entre Wagon Cookin y una banda que he descubierto hoy mismo, Mystic Diversions. Ya veremos a ver qué se me ocurre para entonces.
La imagen la encontré en El Mosquetino.

Crisis de la información, de los informadores y de los medios de comunicación.

abril 7, 2013
Llevo varios meses comentando, discutiendo y charlando con colegas periodistas lo que le está ocurriendo a nuestra profesión en estos tiempos tan aciagos para el mundo periodístico y, aunque entre todos conseguimos encontrar un buen número de claves para explicar por qué hemos llegado hasta aquí, las soluciones a casi todos se nos antojan demasiado lejanas porque a la crisis de la información se le ha añadido la crisis de los propios medios que, agobiados por las pérdidas, no dejan de enviar colegas a las colas del paro.
No voy a intentar aquí transcribir los intensos debates que hemos mantenido colegas periodistas porque ocuparía excesivo espacio, pero si intentaré resumir qué es lo que se piensa y cómo se vislumbra el futuro más próximo.
Casi todos coincidimos que el excesivo acercamiento, cuando no matrimonio de facto, entre medios de comunicación y/o periodistas a la política, al poder o a determinados partidos para servirles de ariete, ha contribuido en buena medida a colocar a la profesión en el nivel de aceptación que tiene ahora mismo y que debería hacernos reflexionar a todos. 
De un periodismo combativo, luchador, peleón y fiel a la realidad de los años 70 del pasado siglo hemos pasado al periodismo de salón del siglo XXI, donde prima la nota de prensa, la nota de prensa sin preguntas y en el colmo de los colmos la rueda de prensa de pantallas de plasma. 
La mayoría de medios y periodistas se han casado con el poder en un sentido o en otro y viven sobornados en forma de subvenciones por el sistema, ergo, ningún perro muerde la mano del que le da de comer.
El periodista de a pie, en este hábitat surrealista intenta adaptarse al medio bien, obteniendo un puesto en el propio sistema dentro de algún medio pastelero o decide buscarse la vida por libre en plan asilvestrado, aunque adoptar esta alternativa, requiere grandes dosis de paciencia, de tenacidad y unas capacidades mulidisciplinarias que muchos no poseen o que han decidido que otra forma de hacer periodismo no va con ellos.
Los pocos medios que intentan ser fieles a la realidad en todos los casos y no sólo en los que afectan a sus donantes, tienen que lidiar además con la opinión publicada por el resto de medios con lo que se adentran en una especie de guetto informativo en el que la gran masa no suele adentrarse jamás.
Quizás los periodistas deberíamos pensar más en nuestra profesión que en los medios que la mantienen porque, tal como están las cosas, ya no garantizan nada a nadie. Algunos abogamos por unirnos en régimen de cooperativa y ser nuestros propios editores, pero siempre surgen las típicas dudas sobre la viabilidad de una iniciativa que intente contar lo que pasa, contar noticias, ser testigos de la realidad y no ser meros amanuenses de notas de prensa, grabadores de monólogos sectarios o telespectadores de dudosos espectáculos a través de pantallas de plasma.

Sobre el intrusismo exacerbado que nos machaca, no entraré en muchos detalles, pero piensa por un momento en una profesión en la que tras largos años de esfuerzos para obtener unas aptitudes para ejercerla, saltas al mercado y cualquiera puede llevar a cabo esa tarea. 

No sé dónde estará la solución, pero al menos con todas las conversaciones que mantengo con colegas he sacado una conclusión positiva: todos quieren/queremos cambiar la situación y colocarnos de nuevo en el lugar del que nunca debimos salir, el de relatores fiables de lo que está pasando sin mnipulaciones, sin cortapisas, sin sesgos y siendo todo lo honestos que podamos.
Es evidente que nadie es perfecto y que todos y cada uno tenemos una experiencia vital que nos ha aportado una forma de ser y de sentir diferente, de ahí la riqueza que existe a la hora de que varias personas diferentes cuenten el mismo hecho. Hasta ahí todo correcto, pero de eso a contar o narrar exactamente lo contrario de lo que ocurre con el único objetivo de confundir y hacer pensar lo que no es a lectores, oyentes o telespectadores, va un abismo.
No voy a hablar en nombre de todos mis colegas porque difícilmente me represento a mi mismo, pero pienso que hay buenos mimbres par construir un gran cesto y que no todos los que amamos esta profesión nos hemos dado ya por vencidos.
La imagen la encontré en Rectificación y Credibilidad periodística.

Corrupción, corrupción y nada más que corrupción

enero 14, 2013
Realmente vivimos en un país cada día más esquizofrénico. Te pones a leer algo de información a ver cómo está el patio y llegas a la conclusión de que cualquier cosa que puedas imaginar se hará realidad tarde o temprano.


El régimen feudal de corrupción va a su ritmo, con sus propias reglas que dicta la casta y el resto de los ciudadanos nos arrastramos como podemos para no terminar lanzándonos al vacío desde cualquier edificio más o menos alto.

Supongo que ya conocerás los detalles de los nacionalistas suizos y de otros paraísos fiscales que conforman  los Puyol, más y demás individuos que quieren seguir llevándoselo crudo a costa de todos los catalanes y españoles, cueste lo que cueste. 

Es realmente trágico lo que ocurre, pero si nos abstraemos de la tagedia propiamente dicha, no me digas que no resulta humorístico el hecho de que pillen a unos tíos con dinero en paraísos fiscales y uno de ellos declare que no se trata de él, sino de un señor que se llama exactamente igual que él y que algo tan rocambolesco y tan cogido con pinzas, también le ocurre a uno de sus hermanos que también es confundido con otro empresario que tiene su mismo nombre y sus mismos dos apellidos.
De Durán, tampoco hace falta hablar mucho más. El jefe de la banda de ladrones de Unió, imputados, condenados y posteriormente indultados o salvados sistemáticamente in extremis de la cárcel por fiscalías o Gobiernos, seguirá ahí, pese a una más de las canalladas que tenemos que soportar los ciudadanos que hemos sido nuevamente robados por esta chusma, y no piensa dimitir. Y da la impresión que a nadie le importa nada.
El PP, sigue a su rollo y lo que están haciendo en Madrid con las privatizaciones, las componendas y las operaciones para quedarse con servcios públicos por la cara, ya ha llegado a un punto que da la impresión que todo es correcto.
Claro, que éstos no dejan de ser timos, robos y estafas al menudeo. Los grandes atracos los llevan a cabo toda la banda especializada de la casta política parasitaria que padecemos aquí. El atraco de Bankia, el de las inmobiliarias y el del suelo y el techo de la mayoría de los ciudadanos de este país, pasarán a la historia por su enormidad.
Y así, enumerando casos de corrupción, los que los parecen y los que se acercan, podría escribir 20 páginas completas, pero ya te haces una idea.
No obstante hay un pequeño rayo de esperanza: Los dos principales partidos garantes de la corrupción en España, PP y PSOE, por sus acciones u omisiones, van perdiendo apoyos, según las encuestas. Me gustaría pensar que a la hora de depositar el voto en las urnas, el borrego medio español actúa con algo más de tino y deja de apoyar a todos aquellos que no hacen más que robarle, empobrecerle y arruinarle la vida, pero ya conocemos por experiencia la forma tan curiosa que tiene este olvidado país de elegir a sus administradores.
Me gustaría no equivocarme.
Por otro lado, estoy siguiendo con interés las labores de limpieza que está realizando Francia en Mali. Se le estaba acumulando demasiada basura en la zona y había que barrer de fundamentalistas y terroristas la zona. Sea por los intereses que sean, el que los terroristas tengan complicado llevar a cabo sus crímenes, cuenta con mi total apoyo. 
Ya sabes que las motivaciones de unos países para intervenir en otros a veces no están del todo claras y empiezas a informarte y encuentras que hay petróleo por aquí, uranio por allá, oro por acullá y al final todo consiste en salvaguardar unos determinados intereses al margen de la población que vive ahí, pero ese sería otro tema que nos llevaría unos cuantos párrafos más y lo dejaremos para otro día.
La imagen pertenece al avatar de un usuario de Forocoches. Me gustó mucho por su significado del borrego que pasa de casi todo, aunque le importa mucho el fútbol, un especimen demasiado frecuente en nuestro entorno.