El juez Baltasar Garzón se sienta hoy en el banquillo acusado de prevaricación en las escuchas de la trama Gürtel

enero 17, 2012
Este martes comienza un nuevo juicio en el Tribunal Supremo contra el juez Baltasar Garzón que está acusado de prevaricación al ordenar la grabación de escuchas entre abogados y detenidos en prisión en la caso que se sigue por la trama Gürtel. 
Estoy sorprendido por la desmesurada desinformación a la que quieren llegar distintos medios y colectivos para pintar al juez como un héroe que está siendo vilipendiado por sus supuestos enemigos, cuando la realidad es bien distinta.
Todos los jueces, incluído Garzón tienen que respetar la Ley en un Estado de Derecho y es ilegal ordenar escuchas para intervenir las conversaciones entre los abogados y sus clientes a los que tienen que defender. 
Se trate de un caso de presunta corrupción política o un proceso en el que esté implicado Batman, la madre superiora de un convento, un narcotraficante, un terrorista o la vecina del quinto, no es legal ordenar que se realicen grabaciones, aunque haya algunos que quieran caerse gustosamente del guindo y se traguen cualquier cosa que le cuenten.
No tienen razón quienes argumentan que todo este caso es sólo una persecución del juez. No, en absoluto. El señor Garzón ha cometido presuntamente un delito y por ello se le empezará a juzgar a partir de esta mañana. 
Todos conocemos la perversión del sistema judicial español con una cúpula nombrada por el legislativo y el judicial y un pasteleo digno de cualquier dictadura bananera o feudal, pero si queremos comenzar a aplicar las leyes, lo primero es respetar la legalidad y la verdadera naturaleza de cada caso. 
Garzón no lo tiene nada fácil en este caso porque las pruebas en su contra son contundentes y, según consta, ordeno a sabiendas de que eran ilegales, esas escuchas por las que ahora va a ser enjuiciado. 
El capítulo de hoy no es más que la continuación de una serie de juicios por prevaricación que tiene pendientes Garzón en el Tribunal Supremo y que si quieres ponerte al día, ya escribimos en su día un resumen en Crónicas de Esperantia.

En el caso de que la sentencia determine que es culpable, el juez se enfrenta a una pena de 17 años de inhabilitación.

El juicio se puede seguir en directo a través de varios canales. Aquí te dejo el que encontramos en el diario Público.

La imagen la encontré en Periodista Digital.
Anuncios