La corrupción en España sigue en la Champions League

julio 9, 2013
Si no fuera porque vivimos en España y todos ya sabemos cómo se organizan aquí las cosas en cuanto a corrupciones, latrocinios y delincuentes políticos de todo pelaje y condición, el Gobierno del PP debería explicar cuanto antes de qué va exactamente lo de Bárcenas y la otra rama de la coalición, la PSOE, debería dar explicaciones cuanto antes de todo el tinglado de latrocinio que montaron con los ERE de Andalucía. 
A veces pienso por qué los medios se esmeran tanto en sacar a relucir los casos de corrupción. Luego llegan las elecciones y el españolito medio sigue votando a los mismos ladrones de corte estatal o de corte nacioanalista. Me sigue sorprendiendo que la coalición PP +PSOE + Sacamantecas nacionalistas sigan contando con tantas simpatías, siendo que han robado, roban y continuarán robando sin solución de continuidad. No me olvido de Izquierda Unida que han pasado de ser los defensores a ultranza de la honradez y la justicia a actuar de firmes defensores del régimen feudal de corrupción.
Muchas veces me planteo el hecho de escribir sobre toda este estercolero político que padecemos en España. Creo que al final me voy a hacer una plantilla y me limitaré a sustituir los nombres de los ladrones y de las tramas. Como a la mayoría de la gente le importa un pimiento que les roben o les dejen de robar, ¿qué más da?
El otro día un colega me comentó sobre algo que había dicho no sé quién de no recuerdo qué partido o casta. Ya me daba igual. Le pregunté si había hablado de organizar en España unas elecciones libres, limpias, en las que cada voto valiera lo mismo en cualquier lugar de España, de crear una división real de poderes en los que los unos no se mezclaran con otros y fueran un todo, como lo son ahora. 
Como me respondió que no a las dos preguntas, le dije que me daba igual entonces. Seguramente fuera algún discurso, soflama o declaración para la gilipollez española que sigue pensando en rojos y azules en izquierdas y derechas, mientras la casta compuesta por todos ellos les extrae su bienestar, su vida, su trabajo, su futuro y su realidad.
La imagen la encontré en Xombit y pertenece a una obra de Salvador Dalí.
Anuncios

La crisis va a obligar al Gobierno a poner al frente de Economía a alguien que sepa sumar y restar

julio 1, 2013
Empiezo a escribir estas líneas sin guión previo y con la intención de comentar algunos hechos que me han llamado la atención durante las últimas jornadas.
Ya sabes, es una macedonia de opiniones a bote pronto que me apetecía comentar de algún modo, pero que cada una de ellas me daba la impresión de que no se merecía una entrada completa.
Empezamos hablando del Gobierno que padecemos todos los españoles, cuyo único cometido al frente de la casta en este momento es indultar a aquellos colegas que el laberinto judicial que tenemos no haya conseguido dejar impunes en todos y cada uno de los delitos por los que se les imputa. La otra función que tiene un Gobierno en el régimen feudal de corrupción que tenemos es el de robar todo lo que puedan a los ciudadanos para goce y disfrute de los de su casta. Como el verbo robar tiene mala prensa, ellos llaman a este latrocinio impuestos, pero viene a ser lo mismo.
Tal como están las cosas, creo que el cualquier momento el Gobierno se va a ver obligado a colocar al frente del área económica a alguien que sepa sumar y restar verdaderamente. Los que hay ahora, quizás hayan aprobado alguna vez lo de las sumas y las restas, pero es evidente que no tienen ni puta idea del concepto.
De todos modos en un régimen feudal tampoco les hace falta. Con la PEPOE y los sacamantecas nacionalistas apuntalando constantemente el cadáver putrefacto de un régimen hediondo que lleva siglos pudríéndose y los resortes coruptos del sistema impidan a toda costa cualquier avance.
Debo reconocer que lo tienen bien montado. Llegarán las elecciones y cada cual se reparte su rebaño: izquierda, derecha, nacionalistas, qué más da. A fin de cuantas son lo mismo y el jueguecito de las diferencias engañan todavía a un buen número de votantes ingenuos, pero poco a poco cada vez a menos. 
Acabada la Copa Confederaciones, donde Brasil nos dio un repaso considerable y se llevó el trofeo más que merecidamente, el régimen feudal español entra en alarma roja porque deben entretener a la plebe casi dos meses sin fútbol y, tal como se presenta el verano, lo van  tener complicado.
Sigo contemplando horrorizado lo que ocurre en países que algún día soñaron con una apertura democrática y se están encontrando con la llegada de regímenes medievales que se parecen a la democracia tanto como la noche o el día. Gravísimo dilema el que se plantean en estos países. Deben elegir entre dictaduras sanguinarias del siglo XX o dictaduras sanguinarias del siglo X. Y no sé cuál es peor.
Casi sin darme cuenta ha llegado de nuevo el calor y aquí en Canarias llega para quedarse porque el clima tan benigno que tenemos nos permite vivir prácticamente en clave veraniega 10 de los doce meses del año, si no es más tiempo. 
Llevo una buena temporada haciendo muchas cosas que tenía pendientes, leyendo cada vez más, escribiendo muy a gusto y disfrutando de lo que me gusta sin que de momento nada enturbie mis días. 
Creo que a pesar de todo lo que estamos soportando en España gracias a la casta de ratas que administra nuestros intereses, se pueden hacer grandes cosas y cada uno podemos poner nuestro granito de arena para hacernos la vida más agradable, algo que con toda seguridad contribuirá en la felicidad de todos los que nos rodean y en la comunidad en general. 
Mientras escribo estas líneas estoy escuchando música con la que esta noche volveré a compartir un ratito contigo en Confusión y en Radio Esperantia. No termino de decidirme para el comienzo de hoy. Al último disco de Kim Waters lo tengo ahí calentando por la banda, pero hoy estoy entre Wagon Cookin y una banda que he descubierto hoy mismo, Mystic Diversions. Ya veremos a ver qué se me ocurre para entonces.
La imagen la encontré en El Mosquetino.

La indignación ya es un lujo que no nos podemos permitir

mayo 28, 2013
Pasan los días, las semanas y los meses y mientras en el resto de nuestro entorno las condiciones económicas no dejan de mejorar en nuestro país cada día va todo a peor. La casta política que nos tiene bajo sus botas no deja de machacar a los menos favorecidos recortándoles todo lo imaginable y arrojándolos a la miseria y la pobreza.
Luego salen encuestas y da la impresión de que a la peña le da todo igual y que se siente honrada y satisfecha entregando la administración de sus bienes a los más corruptos, ladrones y miserables que se pueden encontrar. 
Los impuestos no paran de subir, los salarios no paran de menguar y las posibilidades de subsistencia incluso con un trabajo normalito se acercan ya al entorno de los milagros.
Ahora el Gobierno va a tener un respiro con la Copa Confederaciones en la que España va a estar compitiendo durante el mes de junio. Con este torneo y los distintos culebrones de fichajes de verano, lo tienen ya hecho de cara a septiembre.
Unas cuantas noticias de garrafón cada día en los informativos de la tele que se traga todo el mundo para decirles que vivimos en el país de las maravillas, pero que estamos atravesando un bache y la última gilipollez del famosillo o famosilla de turno y otro veranito que han ganado para seguir robando a manos llenas de los fondos públicos y repartirlo entre los de su secta. 
Hay veces que me pregunto si hay alguien todavía vivo en este país que no haya caído en el estado vegetativo que parece haber atrapado a la mayoría.
Cada vez con más frecuencia pienso si este estéril ejercicio de la indignación sirve para algo. Lamentablemente en la mayoría de las ocasiones la respuesta es la misma: para casi nada.
La imagen corresponde a una obra del ilustrador Eduardo Marticorena.

El Gobierno de Rajoy lo está haciendo cada día mejor

mayo 15, 2013
Todos los comentarios respecto al Gobierno, salvo rarísimas excepciones y por motivos que todos conocemos, tachan al Ejecutivo de Rajoy de lo peor de lo peor. Algo así como una plaga bíblica que debemos aceptar resignados por alguno de esos curiosos azares del karma.
Sin embargo yo creo que lo están haciendo muy bien. Simplemente hay que fijarse en lo que deben hacer y lo que nosotros creemos que deberían hacer. Hasta el momento han indultado a todos los ladrones, delincuentes y chorizos de las innumerables bandas que integran la casta. Mediante leyes ad hoc siguen permitiendo robar a todos sus colegas y al resto nos tienen bajo su bota. A cualquiera de los que, por algún despiste del sistema supongo, ha terminado sentándose en el banquillo, no ha sido más que un mero trámite para la absolución, sobreseimiento, indulto, entierro y olvido de su caso. Nadie ha tenido que devolver nada delo sustraído y la plebe, el resto de los esclavos españoles, están muy lejos de rebelarse, alzarse en armas y prenderle fuego a la Moncloa con Rajoy dentro
A pesar de que la mayoría de lo precios siguen subiendo, los salarios bajan al mismo ritmo y hoy en día encontrar un trabajo digno remunerado justamente y con unas condiciones normales es más difícil que acertar los números premiados en la lotería. 
Me puedo imaginar lo que deben estar pasando las familias con todos sus miembros en el paro, los jóvenes que si quieren encontrar algo deben largarse fuera del país o como debe sentirse un parado de 50 años, en el mejor momento de su vida laboral y ya desahuciado del mercado laboral. 
Todas estas desgracias serían algo más llevaderas si aquellos que ya no tienen nada pudieran acceder a algún tipo de ayudas, pero no hay nada. Alguien se queda en el paro, termina de cobrar la prestación que le corresponde y termina en un limbo en el que cada vez hay más ciudadanos en el que sólo quedan los comedores sociales, los contenedores de basura y la calle como última morada.
Y siendo malo, lo pero no es eso, lo verdaderamente lamentable es que en las próximas elecciones, según las encuestas que periódicamente van apareciendo en distintos medios, una buena parte de la población seguirá apoyando a aquellos que les han robado todo, los han convertido en despojos, en mendigos y en meros esclavos del sistema, o incluso algo peor. Quizás voten a otras siglas o a otras caras, pero son siempre los mismos integrantes de un régimen feudal de corrupción que, sea por lo que sea, el resto de ciudadanos no podemos cambiar.
Por eso pienso que según los parámetros que manejan ellos, El Gobierno lo está haciendo muy bien. Sigue enriqueciendo a los colegas de su casta, permite robar a manos llenas a los de sus bandas y al resto nos tiene sometido como si nos hubiéramos convertido en amebas que apenas sienten ni padecen con la única célula que las mantiene.
Los jueces de los altos tribunales seguirán nombrándolos los mismos políticos a los que en la mayoría de ocasiones tendrán que sentarse en los banquillos. Formaciones con 5 millones de votos tendrán la mitad o un tercio de diputados que los que apenas consigan 300.000 y unos cuantos parásitos, demasiados para mi gusto, seguirán viviendo a costa de la pobreza, las penurias y el sufrimiento del resto.
La imagen pertenece a una obra del ilustrador Ryohei Hase.

El reto de Rajoy: conseguir terminar la legislatura sin que le prendan fuego a la Moncloa con él dentro

mayo 2, 2013
Ahora que España se ha quedado sin equipos en la Champions supongo que los mortales que viven por y para el deporte del balón empezarán a percibir la triste realidad que padecemos sin la anestesia de los Ronaldos, Mourinhos o Messis de turno.
Visto desde la distancia, el hecho de quedar entre los cuatro mejores equipos de Europa no está tan mal. La Champions la empiezan 32 y otros 28 han caído antes. Lo perverso es que para muchos no ganar es un fracaso, de modo que 31 equipos de los 32 se quedan fritos. Cosas del deporte moderno que no entiendo muy bien. 
Rajoy supongo que contaba con tener un mes más con parte de la población anestesiada o en estado letárgico hasta la final, pero se ha encontrado con unos cuantos meses en los que un montón de individuos aterrizarán en la realidad y verán el panorama tan deprimente que tenemos.
Tampoco pienses que Rajoy está ahí en la Moncloa para defender los intereses de todos los ciudadanos. Sólo está ahí colocado para administrar, vigilar, cuidar y mimar los intereses de una casta de politicastros que han secuestrado a toda la sociedad y la mantienen cautiva.
Este fin de semana el semanario Crónica publicaba un informe para echarse a llorar en el que se demostraba que, con la que está cayendo, España mantiene en torno a 20.000 asesores colocados a dedo y sin ningún control con sueldos que van entre los 50.000 y los 100.000 euros anuales. Amigos, colegas, pesebreros, parásitos, donnadies, amantes e inúiles que el régimen feudal mantiene a nuestra costa sin que en la mayoría de los casos nos reporten alguna contraprestación. 
Las miles de empresas públicas inservibles, inútiles y que se han creado para colocar a cientos de miles de palmeros son otro lastre que seguimos manteniendo sin que nada ni nadie tome ninguna medida para aligerar el peso.
Cada semana o así periodistas sobornados convenientemente se congratulan de que España haya colocado toda su deuda, Más miles de millones que tendremos que pagar y que engrosarán las deudas de todos los ciudadanos presentes y futuros. Esos periodistas palmeros o son idiotas o están bien pagados a base de subvenciones o sobornos para convencer a aquellos que siguen creyendo que vivimos en el país de las maravillas. 
Del paro casi mejor ni hablar. Cada currante en España lleva sobre sus espaldas a otros tres españoles a los que mantiene con más del 50% de su sueldo, que por supuesto se lo queda el Estado.
No hay trabajo y ya no se encuentra. A veces me da la impresíón de que muchos hablan de empleo como si se tratara de unas llaves que se pierden y que con el paso del tiempo se vuelven a encontrar. No. no es así. El trabajo lo pierdes y muere. Las empresas que pueden ya tienen suficiente con no echar el cierre como para pensar en crear el puesto de trabajo que tú has perdido.
Ya hay en España 2 millones de familias que no perciben ningún ingreso. Aunque los que perciben la limosna de los 426 euros, tampoco creas que están mucho mejor. Los bancos de alimentos están a punto del colapso, los comedores sociales no dan abasto y la pobreza, la indigencia y la miseria no hacen más que crecer.
Y nadie en el Gobierno da la impresión que se dé cuenta o quiera hacer algo para paliar esta grave crisis ciudadana. Ellos están para defender su casta y punto. 
Con este panorama infernal todavía hay gentre que se sorpernde que la mayoría de ciudadanos no salgan a las calles a protestar. Es una situación extraña. El politiqueo barato, la demagogia y las gilipolleces de algunos han desmotivado a buena parte de la población que prefiere quedarse en casa que participar en comedias de tres al cuarto que es en lo que han convertido los demagogos, la lucha ciudadana y la verdadera pelea social. 
Y ahora qué hacemos, seguramente te preguntarás. La solución es sencilla: Esperar a la siguiente Champions. :-))
La imagen pertenece a una obra de la pintora surrealista norteamericana Marion Peck

Tu vaca se comió mi sombrero

abril 22, 2013
Comienzo uno de esas entradas sin guión previo y en las que lejos de profundizar sobre un tema concreto, me limito a ir de picaflor revoloteando por algunos temas, de los que dicho sea de paso, tampoco me interesa ir más allá.
Durante la semana pasada me asaltó una sensación extraña de desasosiego. Se supone que en este mundo estamos como quien dice 4 días y la mejor idea es intentar ser feliz o al menos intentarlo durante buena parte de ese tiempo. Sin embargo hay una serie de energúmenos, salvajes, caníbales y seres asociales que se empeñan en hacerse a sí mismos la vida imposible y, por añadidura, también al resto. 
Le echas un vistazo cualquier día a las noticias y los atentados, asesinatos, violaciones de los más mínimos derechos humanos brillan con luz propia junto a las atrocidades más brutales que puedas imaginar. Todo por nada. Religión, poder, ocupación, dominación, odio, rencor. Todo vale para esta escalada estúpida de violencia que no hace más que crecer y crecer. El día que termina alguna guerra perdida comienzan otras cuatro más por las mismas gilipolleces y para tener una buena excusa para comprar armas los unos y venderlas los otros. 
Aquí en España la guerra que están librando los miembros de las sectas polícias y sindicales, la vamos perdiendo por goleada. Al sistemático genocidio sanitario que han emprendido se le une el genocidio social y educativo mediante el que están arrojando a la calle a millones de familias mientras ellos van a lo suyo saqueando el dinero de los impuestos de todos. 
Alguno que viva fuera de este país olvidado por los dioses, pensará que la gente se está movilizando para acabar con todas estas injusticias. Pues no. Aquí la mitad de la gente está preocupada por la Champions, el crack de turno y la otra mitad por las estupideces que salen por la boca de famosillas y famosetes de garrafón. Es lo que hay y es lo que tenemos. Y hay que apechugar con lo que tenemos.
Observas a la gente, a la masa y te ds cuenta que cada día que pasa está más cerca la realidad que nos pintaron en Idiocracia.
Y sobre el título de estas líneas, como no se me ocurría nada mejor, eché mano de una obra imaginaria que imaginó alguno de mis personajes en algún relato, obra de teatro o textos que ya no recuerdo.
La imagen corresponde a una obra del pintor surrealista belga Rene Magritte.


Un Gobierno que quiere pasar a la historia por ser el que parecía más idiota de todos

abril 18, 2013
Desde hace un tiempo estoy bastante desganado en cuanto a la actualidad política de nuestro sufrido país se refiere. Lees, escuchas o ves cualquier cosa y te entran ganas de llorar, por no decir directamente de vomitar.
Tal como comentaba por las redes, da la impresión de que en Moncloa han organizado un concurso para ver qué ministro consigue parecer más idiota. 
Cada día que pasa, sale uno u otra a lanzar la boutade del día. 
No sé qué premio le habrá prometido Rajoy al ganador. Una semana de vacaciones en el caribe, quizás, un coche eléctrico, o incluso una tele de plasma, que en su caso sería muy adecuado.
Unos cuantos colegas siguen diciéndome que exagero cuando hablo de este país como un régimen feudal de corrupcón y reconozco que me repito como el ajo, pero no sé me ocurra otro modo de definir un lugar en donde políticos y grandes empresarios forman una secta diabólica cuyo único fn es quedarse con todo y dejar algunas migajas al resto.
Hay prensa libre, me dirás. Perdona que me carcajee. Los de la casta sobornan a la mayoría de los medios todo el tiempo. Esos medios, que en buena parte están ya en bancarrota disimulada, esperan el maná de la subvención para poder seguir aguantando con la respiración asistida, de modo que no creo que se les ocurra de hacerles alguna jugada que los incomode. Los casos de corrupción que van apareciendo son como el alpiste que nos ponen para ocultar el resto. 
La Justicia la nombran los mismos que en algún momento tienen que ser juzgados por ella. De modo que el círculo por ese lado está cerrado. Y la división de poderes en España forma hace mucho, mucho tiempo parte de la historia.
Me preguntan que dónde está el periodista asilvestrado y combativo que peleaba a diario por conseguir algo mejor. Pues también me he marchado. Como tantos otros universitarios y bien preparados que han sido arrojados al extranjero porque aquí lo importante es mantener una casta parasitaria y pesebrera que tiene el resto bajo sus pies. 
Sigo trabajando aquí o al menos intentándolo, pero cada día que pasa, más me abstraigo e imagino que vivo en un país decente con administradores honrados que velan por el bienestar de sus ciudadanos, que no dejan a nadie en la estacada y que sobre todas las cosas, procuran crear las condiciones necesarias para que nadie pasé necesidades. 
Un lugar que, como comprobarás, está tan alejado de España que me cuesta ya calcular la distancia.
Afortnadamente no tengo mucho tiempo para aburrirme. Hemos relanzado el proyecto de Radio Esperantia, ahora con la inestimable apoyo técnico de los amigos de CDMON y ahí andamos disfrutando de música increíble.
La imagen la encontré en Antidepresivo, en donde encontrarás una buena muestra de arte surrealista.