Prohiben a un discapacitado conducir su carrito tras ser sorprendido borracho

julio 15, 2010
Glendale Rice tiene problemas. Este granjero discapacitado de 58 años fue sorprendido por las fuerzas del orden cuando conducía borracho el carrito que necesita para moverse.

Los agentes pronto notaron que el aliento de Rice apestaba a alcohol y se lo comunicaron, por lo que prodecieron a realizarle una prueba del alcoholemia.

La sorpresa fue mayúscula cuando se dieron cuenta de que la tasa de este británico superaba en tres veces el límite permitido. Los magistrados del Tribunal de Carlisle no lo dudaron y le prohibieron que condujera durante el próximo año su scooter de movilidad, el carrito que Glendale necesita para moverse a causa de su discapacidad. ¿Cómo se desplazará ahora?

Vía: Telecinco

Anuncios